El auge del e-commerce multiplica los accidentes con furgonetas

por El Vigía

Los accidentes con furgonetas en España han aumentado un 41% en los últimos cinco años, dejando un balance de 935 muertos y casi 4.600 heridos graves. Son los datos proporcionados en el estudio que ha presentado este martes la Fundación Línea Directa, realizado en colaboración con el Instituto Universitario de Investigación de Tránsito y Seguridad Vial de la Universidad de Valencia (Intras), en el que consideran que el boom del comercio electrónico, que ha crecido de media un 17% anual durante la última década, ha sido uno de los factores que ha impulsado la accidentalidad.

Desde Fundación Línea Directa consideran que se trata de un problema «muy poco estudiado hasta ahora» y apuntan otras razones para explicar esta tendencia. Consideran, por ejemplo, que una de las causas es «la propia naturaleza del tejido empresarial español, en el que hay más de 3,1 millones de autónomos»; así como el importante aumento del número automovilistas «que alquilan una furgoneta sin tener preparación, generalmente para realizar una mudanza o porte».

En opinión del director general de la Fundación Línea Directa, Francisco Valencia, “el boom del comercio electrónico en España, la proliferación de conductores ocasionales de furgonetas y la salida de la crisis han podido contribuir a agravar considerablemente la accidentalidad de estos vehículos hasta alcanzar cifras realmente preocupantes». En este sentido, Francisco Valencia considera que «es importante no criminalizar a este colectivo de conductores, sino comprender mejor sus circunstancias y tomar las medidas normativas y sociales necesarias para que puedan desarrollar su trabajo con todas las garantías necesarias de seguridad”.

El documento sostiene que la accidentalidad de estos vehículos «se ha vuelto especialmente preocupante en las ciudades, en el que el número de lesionados en accidentes con furgonetas se ha incrementado un 94% en los últimos cinco años, lo que ha aumentado considerablemente el riesgo de sufrir un accidente mortal, que ya es un 35% mayor que en los turismos».

El informe analiza en profundidad los 445.000 accidentes con víctimas registrados en España por la DGT entre los años 2011 y 2015, en los que se vieron implicados 755.000 conductores y un total de 41.000 furgonetas. También se han estudiado más de 940.000 siniestros aportados por Línea Directa Aseguradora entre 2011 y 2017 con 23.000 furgonetas implicadas.

Según los datos aportados por el documento, el accidente tipo en el que se ven implicadas las furgonetas suele ser múltiples, por alcance trasero contra turismo, y los suelen protagonizar hombres de entre 35 y 45 años con una sólida experiencia como conductor. En cuanto al tipo de vía más habitual, el estudio detecta que «aún hay un ligero predominio de las autovías y autopistas sobre las ciudades, aunque la situación está cambiando a pasos agigantados en los últimos años hasta prácticamente igualarse». En cuanto a la hora y fecha, los accidentes con furgonetas suelen producirse a media mañana (entre las 12 y las 13 horas), los viernes y durante los meses de julio y octubre.

Un parque de furgonetas anticuado

Respecto a las furgonetas accidentadas, según datos de la DGT, suelen ser antiguas y en mal estado, ya que presentan un 60% más de deficiencias que los turismos, principalmente en neumáticos, frenos y dirección; un problema que se agrava con la antigüedad del parque de furgonetas en España, que alcanza los 16 años en casi la mitad de estos vehículos, un 20% más antiguas que los turismos.

En lo referente a la responsabilidad en los accidentes, el informe considera que «los conductores de furgonetas también salen perdiendo ya que resultan culpables en dos de cada tres accidentes con contrario». «Los motivos habría que buscarlos, quizás, en sus largas jornadas laborales y, sobre todo, en el estrés que genera la puntualidad en las entregas», responde el documento.

Para completar este estudio, Fundación Línea Directa ha realizado una encuesta a 1.202 conductores y 304 repartidores profesionales de toda la geografía nacional con el objetivo de analizar cuál es la percepción general de los españoles sobre este colectivo.

En este sentido, 14,5 millones de conductores (55%) cree que los repartidores incumplen las normas de seguridad vial con más frecuencia que el resto de los conductores. No en vano, el 81% de los automovilistas creen que los repartidores “aparcan sus furgonetas en cualquier sitio” y el 72% que “se distraen mucho, especialmente con el GPS y el móvil”. No obstante, la gran mayoría comprende su situación, ya que 18 millones (68,5%) piensan que estos comportamientos se han agravado con el auge del e-commerce. En cuanto a las soluciones, el 65% de los conductores aboga por la instalación de tacógrafos como en los camiones, además de mejorar el uso de carga y descarga (55%) o crear un carné específico para furgonetas.

El estudio demoscópico muestra «que los españoles no estamos preparados para conducir estos vehículos». Así, el 81% de los conductores ocasionales de furgonetas desconocen la forma más segura de colocar la carga, el 75% ignora los límites de velocidad de estos vehículos y el 46% nunca fija la carga en sus portes.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies