Las protestas de los ‘chalecos amarillos’ colapsan La Jonquera e Irún

por El Vigía

El colectivo de los ‘chalecos amarillos‘ franceses ha provocado este lunes decenas de kilómetros de retenciones en la AP-7 en La Jonquera y en la AP-8 en Biriatou, en sentido norte. Según un comunicado emitido por CETM, los aparcamientos de ambas fronteras están colapsados, por lo que se está obligando a los camiones que circulan hacia Francia a parar en áreas de servicio situadas muchos kilómetros antes de llegar a las mismas.

La patronal señala que está previsto que los chalecos amarillos continúen bloqueando distintos puntos de las carreteras francesas durante los próximos días por lo que recomiendan precaución a los transportistas y que consulten el estado de las carreteras antes de viajar.

En este sentido, la CETM explica que ha contactado con la Dirección General de Transporte Terrestre del ministerio de Fomento, «para reclamar su intervención para acabar con estas protestas que tanto nos perjudican y que vienen repitiéndose de manera continuada sin que las autoridades francesas actúen con la contundencia necesaria».

También desde la asociación Atfrie han reaccionado este lunes al conflicto en las carreteras francesas. El presidente de la organización que representa al transporte frigorífico español, José María Arnedo, ha enviado una carta al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, para exigir «que actúe rápidamente, hoy, ya. A nivel gobierno o a nivel ministerio. Pero que tomen medidas junto con sus homólogos galos».

Arnedo denuncia en esta misiva «la inoperancia del gobierno francés», que en su opinión «ha generado una continuidad en bloqueos, saqueos, cortes de carretera y medidas todas ellas contrarias a la libre circulación de mercancías que se presume debería estar por encima de cualquier reivindicación permisible». El presidente de Atfrie traslada a Ábalos «la desesperación, abandono y miedo de nuestros conductores profesionales», y  las «incalculables pérdidas» que están soportando las empresas.

«Es triste sentir cómo en este último año los principios fundacionales de la Unión se están desquebrajando, pero que todas nuestras flotas de transporte internacional frigorífico sean las paganas de una reivindicación nacional, no hay derecho alguno a dejarlas al amparo de esperar a ver cuándo se acaban las manifestaciones», lamenta José María Arnedo.

Astic, por su parte, ha realizado también este lunes un llamamiento «a las autoridades españolas y europeas competentes para que continúen presionando al Gobierno de París y a las autoridades de la UE para que se garantice la libre circulación de personas y mercancías por todo el territorio europeo, incluida Francia».

«Es fundamental que el Gobierno español respalde firmemente y con rapidez a las empresas de transporte internacional por carretera, vertebradoras del sector exterior de la economía española, pues a este paso, se van a colapsar los flujos de exportaciones e importaciones con desastrosas consecuencias para nuestra economía precisamente ahora, que estamos en plena campaña hortofrutícola y en vísperas de las fiestas navideñas», sostiene el director general de Astic, Ramón Valdivia.

«No es de recibo -continúa Valdivia– que un problema interno de un país como el galo acabe repercutiendo de forma negativa al resto de vecinos europeos. Por eso, demandamos que el Ejecutivo siga presionando lo que sea necesario para que las autoridades francesas y europeas resuelvan esta situación lo antes posible y restablezcan la libre circulación de personas y mercancías a través de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado».

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies