NoticiasInfraestructuras

Las obras de desdoblamiento de la C-260 en Vilatenim (Figueras) finalizan en diciembre

El Vigía

7 agosto, 2017

Cuentan con un presupuesto de 9,3 millones de euros

El desdoblamiento que el Departamento de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya está llevando a cabo en la C-260 en el núcleo de Vilatenim (Figueres) ha superado las dos terceras partes de su ejecución. El secretario de Infraestructures y Movilitat, Ricard Font, ha visitado las obras, que han alcanzado un hito técnicamente muy significativo, con las últimas tareas que conformarán el paso inferior bajo la N-II. Los trabajos tienen un presupuesto de 9,3 millones de euros y finalizarán en diciembre.

girona

La C-260, que une Figueres y Roses, registra una media anual de entre 21.000 y 24.000 vehículos al día, y puede alcanzar los 43.000 vehículos al día durante agosto. El desdoblamiento pretende resolver los problemas de congestión que se producen en este tramo de entrada a la ciudad de Figueres, con la ejecución de una vía con las características adecuadas de capacidad y seguridad, respetando su entorno urbano.

Desde enero de 2016, la Generalitat tiene en marcha las obras para desdoblar el último tramo que quedaba de la carretera C-260, de unos 750 metros de longitud, desde el enlace con la carretera N-II hasta la rotonda de Vilatenim.

Principales elementos de esta obra y su estado de ejecución

El ramal central estará formado por dos carriles por sentido de la circulación de 3,20 metros de anchura con arcén interior de un metro y arcén exterior de 1,5 metros. La mediana de separación tendrá 1,8 metros de ancho. En este ámbito, se están completando las tareas de desvío de servicios afectados.

A cada lado del ramal se prevé la formación de unas calzadas laterales. Cada calzada lateral se separará del ramal mediante un espacio ajardinado de 1,6 metros delimitado por bordillos. Las calzadas laterales tendrán seis metros de anchura -4 corresponden al carril de circulación y 2 para aparcamiento. A partir de la calzada lateral se formarán las aceras. Es en estas calzadas laterales que está concentrada actualmente buena parte de la ejecución de la obra.

Se construirá una pasarela sobre la carretera para posibilitar que los peatones puedan atravesarla. La pasarela se sitúa a continuación de la calle Adelfas. Tendrá un tramo central de 24 metros de longitud y dos laterales de 18 y 14 metros. Se formarán rampas y escaleras a cada lado de la pasarela. Se prevé que a finales de este mes ya se pueda montar el tablero de esta pasarela. Además, se formarán dos viales urbanos cercanos a la C-260: el vial sur y el vial norte.