Las nuevas normas ambientales de la OMI para 2020 enfrentan ya a cargadores y navieras

por El Vigía

Faltan todavía 14 meses para la entrada en vigor, en enero de 2020, de las nuevas normas de la OMI sobre el contenido de azufre en los combustibles marinos y el debate sobre quién debe asumir el coste asociado a la medida enfrenta ya a cargadores con navieras.

La semana pasada Maersk Line, líder a escala internacional, decidió la semana pasada dar el primer paso de la industria al anunciar la creación de un recargo con el que trasladará a sus clientes este aumento de los costes, que en el caso de Maersk ascenderá a 2.000 millones de dólares. CMA CGM ha anunciado esta semana la misma decisión. La naviera francesa ha asegurado que las nuevas exigencias representan un sobrecoste de 160 dólares por contenedor y avanzó que “este coste adicional se tendrá en cuenta a través de la aplicación o ajuste de los recargos por combustible”. “Inevitablemente tendremos que revisar nuestra política de ventas con respecto a los recargos por combustible, ha explicado Mathieu Friedberg, vicepresidente senior de la Red de Agencias Comerciales de la compañía. “La implementación de esta nueva regulación, que representa un avance ambiental importante para nuestro sector, afectará a todos los actores de la industria del transporte marítimo”, asegura Friedberg.

La asociación europea de cargadores, European Shippers’ Council (ESC), ha emitido este jueves un comunicado para reaccionar a ambas decisiones y trasladar a la industria marítima que «desaprueba» estos recargos y reclaman diálogo para «encontrar el mejor mecanismo para compartir los costes». La organización de cargadores considera que «no se trata del escenario de cooperación ideal» y reclama a las navieras «que negocien todos los costes de flete con los cargadores para llegar a un acuerdo que satisfaga a ambas partes».

En este sentido, la ESC sostiene que «la imposición de recargos por búnker restringe la cooperación y carece de transparencia». «Lo que es más importante -asegura la asociación-, disminuye las posibles soluciones innovadoras y los resultados en una baja aceptación por los cargadores». ESC concluye el comunicado instando a un diálogo entre ambas partes, «indispensable para alcanzar un acuerdo mutuamente satisfactorio», asegura.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies