NoticiasMarítimo

Las navieras europeas alertan del riesgo de una guerra comercial global por los aranceles

El Vigía

14 marzo, 2018

La asociación carga contra la imposición de aranceles adoptada por Donald Trump

La asociación europea de navieras, ECSA, ha emitido un comunicado este miércoles para mostrar su inquietud ante la imposición de aranceles adoptada la semana pasada por EEUU sobre el acero y el aluminio, y han advertido del riesgo de que esta decisión desencadene “una guerra comercial a escala global” que perjudique al transporte marítimo.

“Esta decisión proteccionista de imponer aranceles a la importación del 25% sobre el acero y del 10% sobre el aluminio obviamente tendrá un impacto negativo en las relaciones transatlánticas y en los mercados mundiales”, sostiene el secretario general de ECSA, Martin Dorsman.

Donald Trump firmó firmado el pasado día 8 la imposición de aranceles a las importaciones de acero y aluminio

“Está claro que los aranceles podrían aplicarse en otros productos, como ya hemos escuchado en las respuestas de los líderes de la Unión Europea. Una guerra comercial a gran escala no beneficiará a nadie”, asegura Dorsman, que reclama a los principios del libre comercio para “evitar una guerra comercial a gran escala”.

Desde ECSA recuerdan que el transporte marítimo es “la columna vertebral del comercio mundial, lo que permite la importación y exportación de productos asequibles en una escala que no es posible para ningún otro modo de transporte”. “El transporte marítimo necesita el comercio mundial para existir y el comercio global no puede existir sin una industria marítima eficiente”, señala el comunicado emitido por la asociación.

Según los datos aportados por la organización, alrededor del 90% del comercio mundial de mercancías lo realiza la industria naviera internacional y “las navieras de la UE son grandes actores en esta industria global”. En concreto, las navieras europeas controlan el 40% de la flota mercante mundial y operan rutas marítimas por todo el mundo, incluyendo el comercio entre países no pertenecientes a la UE, como el comercio entre el Asia y América Latina. “Para muchas navieras, la mayor parte de su actividad comercial ocurre realmente fuera de la UE”, explica la asociación.