NoticiasCarretera

Las gasolineras europeas estrenan nuevas etiquetas para los combustibles

El Vigía

11 octubre, 2018

Aparecerán junto a los distintivos actuales

Las estaciones de servicio europeas estrenan etiquetado para el repostaje de combustible con el objetivo de ayudar a los consumidores a seleccionar el combustible más apropiado para su vehículo. Las etiquetas no sustituyen a las denominaciones comerciales, que seguirán siendo las mismas, al tener una función complementaria a las ya existentes con el único fin de que los consumidores cuenten con la mayor información posible. La utilizada para la gasolina es un círculo (donde la E designa los biocomponentes específicos presentes en la gasolina), mientras que la etiqueta que identifica el gasóleo es un cuadrado (donde la B designa los componentes específicos de biodiésel presentes en el gasóleo, mientras que XTL significa diésel sintético, es decir, que no deriva del crudo de petróleo). Los vehículos gaseosos se representan mediante un rombo.

La etiqueta es una herramienta visual para ayudar a los consumidores a verificar que han seleccionado correctamente el combustible apropiado para su vehículo. Según la asociación española de fabricantes de vehículos Anfac, “las nuevas etiquetas homogeneizan la nomenclatura de carburantes en la UE y, por lo tanto, mejoran la información que recibe el consumidor de los vehículos, tanto del que tienen en propiedad como de cualquier otro que conduzcan dentro de la UE, sin necesidad de entender el idioma propio de cada país”. Los nuevos distintivos deben estar colocados en los vehículos nuevos matriculados a partir del 12 de octubre de 2018, en la tapa del depósito y en las especificaciones del manual del vehículo.

Además, desde esta fecha se podrán ver en los surtidores de gasolina, gasóleo, hidrógeno (H2), gas natural comprimido, gas natural licuado y gas licuado de petróleo de las estaciones de servicio de acceso público de todos los países de la Unión Europea, “de forma clara y visible para los consumidores”.

Los fabricantes de vehículos no recomiendan colocar las etiquetas en vehículos previos a esta fecha. Los conductores de estos vehículos van a poder seguir repostando “con total seguridad” y, en caso de necesitar un mayor asesoramiento, Anfac recomienda consultar a su distribuidor local o su concesionario habitual.