Las empresas aumentan los salarios para retener a sus directivos logísticos

por El Vigía

La lucha entre empresas por atraer y retener a los mejores profesionales se ha encarnizado durante los últimos años en el sector logístico, convirtiéndose en uno de los ámbitos que más está sufriendo esta guerra por el talento en la actualidad. Teniendo en cuenta que las contrataciones son cada vez más selectivas y las empresas buscan perfiles que, al ser tan específicos, escasean en el mercado, éstas se están viendo obligadas a trazar estrategias de captación y retención. En este sentido, los incrementos salariales se han convertido en el mejor arma de las compañías en esta lucha por llevarse el trozo de pastel más grande. Tanto es así que, durante el último año, el sueldo de los directivos logísticos ha crecido por encima del 20% en España.
De todas formas, algunos de los expertos consultados consideran que incrementar los salarios puede acabar convirtiéndose en un arma de doble filo. El director senior de Búsqueda y Selección de Hudson, Robert Mariné, asegura, por ejemplo, que aunque subir los sueldos puede ser una buena opción a corto plazo, como estrategia a largo plazo resulta “insostenible”. En su opinión, “es imprescindible calcular el retorno de la inversión del directivo incorporado en términos de reducción de costes que esta persona pueda conseguir, así como del incremento en los procesos logísticos internos”. Esta postura la defiende también el consultor de Randstad Professionals, Ángel Estella, que entiende que es muy arriesgado incrementar el salario de un perfil cuando el resto de compañías no lo están haciendo, “pues quizá este empleado no justifique esta inversión en el corto plazo”.
Por su parte, el director general de Fundación ICIL, César Castillo –que constata el cambio de tendencia y la mejora de las condiciones salariales en los puestos de responsabilidad– considera que incrementar los salarios no es suficiente para atraer el talento, sino que “debe haber también una apuesta clara por parte de la compañía por este empleado y por desarrollarlo dentro de la misma empresa”. En este sentido, entiende que es vital la formación. Otro de los aspectos que constata esta guerra por el talento es el aumento del número de contraofertas que muchos candidatos seleccionados reciben por parte de las compañías. “Hace un año y medio, no existía esta posibilidad, pero actualmente nos enfrentamos a ello en cada proceso de selección”, asegura Ángel Estella. Esta situación la confirma también el director senior de Compras & Logística de Michael Page, Alfonso Caracuel, que explica que las contraofertas se han incrementado por encima del 100%. “Hoy en día, las empresas no se pueden permitir perder a un profesional que está trabajando en un gran número de proyectos a la vez”, comenta el responsable, que añade que “en el 80% de los procesos que llevamos a cabo a nivel directivo, los empleados reciben contraofertas –que suponen un aumento salarial de alrededor del 15%– de la empresa actual en la que trabajan”. En cualquier caso, los analistas se muestran más bien contrarios frente a esta tendencia y recomiendan a las empresas abstenerse a realizar contraofertas. Lo explica el consultor de Robert Walters Ignacio Sánchez, que indica que “la razón es muy sencilla: si un candidato acepta una contraoferta, además de generar inseguridad en su jefe, también crea un agravio comparativo con respecto a sus compañeros, que antes o después sabrán que le están ofreciendo más y puede que rompa la política salarial que tiene”.
Pese a que, según destaca la empresa de empleo y selección de personal Hays en su última guía sobre el mercado laboral, la parte variable está cogiendo cada vez más peso en el paquete salarial –aunque en el sector logístico nunca supera el 20%– el sueldo fijo es el elemento que más valoran los trabajadores al analizar las propuestas de empleo. A este respecto, Alfonso Caracuel señala que “aunque la retribución variable es un elemento de negociación, al final en lo que se fijan es en el fijo”. De todas formas, desde Hudson subrayan que la parte variable juega un papel fundamental. “La tendencia en este punto será la de vincular la retribución variable directamente a Ebitda y no tanto a volumen, pues los márgenes cobran cada vez más importancia”.
Previsiones para 2016
Las previsiones que manejan los expertos consultados apuntan a que la contratación de nuevos directivos logísticos se incrementará alrededor de un 15% en 2016. En cuanto al rango salarial, aunque la evolución también permanecerá al alza, algunos expertos como Mariné afirman que “esta tendencia tocará a su fin en breve”. Los analistas se muestran optimistas, especialmente, en relación a la mejora de las condiciones contractuales, pues aseguran que las compañías están apostando, cada vez más, por ofrecer un proyecto de carrera y por desarrollar a su personal de forma interna.
La logística inversa y la intermodalidad abren paso a nuevos puestos de trabajo
Empresas de selección de personal, consultores y cazatalentos coinciden en destacar que, durante los últimos meses, están surgiendo nuevas ocupaciones relacionadas con la logística inversa y la intermodalidad. En el primer caso, el consultor de Randstad Professionals Ángel Estella comenta que “cada vez más, las compañías se están dando cuenta de que el hecho de tener bien estructurada la logística inversa revierte en un importante ahorro de costes”. Por este motivo, asegura que los perfiles especializados en este área están emergiendo y la demanda de los mismos aumenta a medida que se perciben las ventajas de tener bien estructurada todo este área.
En concreto, los expertos perciben un creciente interés por parte de las empresas a la hora de contratar a nuevos responsables de mejora de los procesos logísticos. “Hasta hace poco, el director de Logística podía controlar solo los proyectos, pero con la entrada de nuevos proyectos durante los últimos meses, se han visto obligados a buscar a nuevos profesionales que les ayuden”, explica el director senior de Compras & Logística de Michael Page, Alfonso Caracuel, que señala, sin embargo, que este tipo de perfiles son buscados, sobre todo, en empresas multinacionales y con estructuras de mayores dimensiones. “En Catalunya, por ejemplo, donde hay un gran número de pequeñas y medianas empresas, no se está demandando tanto”.
Respecto a la intermodalidad, la situación es similar. Así lo indica el consultor de Randstad, que explica que los clientes están exigiendo operadores logísticos que sean capaces de gestionar todo el trayecto de la mercancía puerta a puerta en virtud de un único contrato. En este sentido, comenta que “la demanda de perfiles especializados en este área aumenta paulatinamente por las propias necesidades del mercado”. Por otra parte, el director general de Fundación ICIL, César Castillo, constata también que están proliferando las ofertas relacionadas con Lean y Six Sigma, así como con la búsqueda de responsables con un amplio conocimiento de los mercados internacionales y con un perfil técnico-comercial.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies