NoticiasInfraestructuras

Las Cámaras de Girona, Palamós y Sant Feliu piden prolongar la autovía de la Costa Brava

El Vigía

17 febrero, 2017

Girona, Palamós y Sant Feliu de Guíxols consideran “esencial” el inicio inmediato de las obras

Las Cámaras de Comercio de Girona, Palamós y Sant Feliu de Guíxols consideran “esencial” el inicio de las obras de prolongación de la C-32 durante la próxima primavera, sumándose a las reclamaciones de los sectores empresariales de estas localidades, ante “cualquier duda que pueda surgir” por el recurso presentado ante el TSJC. Una conexión “adecuada al volumen de habitantes y turistas de la Selva marítima resulta imprescindible”, según la Cambra de Comerç de Girona.

La entidad recuerda que ya en 1988 aprobó una propuesta donde reclamaba al Govern información detallada “sobre el estado del proyecto y previsiones de ejecución de la autovía Costa Brava entre Malgrat y Figueres y, especialmente, de la circunvalación de Lloret de Mar. Han pasado 30 años y “la necesidad de esta infraestructura se ha redoblado”. Esta vía, que permitirá mejorar la conexión entre Blanes, Lloret de Mar y Tossa de Mar, reportará “importantes beneficios” para el conjunto de la zona y mejoras generales para vecinos y turistas.

Además, descongestionará la carretera GI-682, por la que transitan una media de 25.000 vehículos diarios. El impacto medioambiental se ha reducido, al prever una sección de sólo tres carriles, y el coste, unos 70 millones de euros, lo asumiría la concesionaria Abertis.

Fotografia

La extensión de la C-32, que ahora acaba en Blanes, hasta Lloret de Mar y Tossa, supondría un revulsivo económico para la región. /Foto: GenCat