Las buenas prácticas en logística inversa centran la I Jornada Logística de Euskadi

por El Vigía

16929

Mikel Díez, director de Transportes del Gobierno Vasco, e Iñaki Arriola, presidente del Clúster de Movilidad y Logística de Euskadi, han presidido esta mañana la I Jornada Logística de Euskadi, organizada por el Cluster de Movilidad y Logística, MLC-ITS Euskadi, en el Parque Tecnológico de Álava (Miñano). Según informa el cluster, el propósito de esta primera edición «ha sido dar a conocer los nuevos modelos de gestión y tecnología aplicados a la cadena de suministro» y, para ello, expertos de diferentes sectores han explicado las claves para prever la demanda e implantar un modelo eficaz de logística inversa desde el usuario final.

El primer bloque de la Jornada ha girado en torno al concepto de la logística inversa, es decir, “el proceso de planificar, organizar, coordinar y controlar el flujo desde un punto de vista de consumo a uno de origen”. Así la ha definido Ander Errasti, doctor ingeniero industrial y profesor en Tecnun, Escuela Superior de Ingenieros de San Sebastián, junto a Oscar Royuela, director del Instituto Vasco de Logística, encargados de dar la visión académica en las ponencias. Según ha especificado Errasti, “la logística inversa es una labor que se realiza con envases, embalajes y residuos, pero también con devoluciones y stocks de productos y materias primas, afecta al final de la vida útil de productos y mercancías”.

La intervención de Errasti tiene su origen en el estudio sobre Logística Inversa impulsado por el Cluster de Movilidad y Logística de Euskadi, a petición de sus socios, en el que, además del análisis del estado del arte en la materia, se han presentado diferentes buenas prácticas analizadas en empresas fabricantes y distribuidoras.

Con esa perspectiva y para conocer el punto de vista del operador, la Jornada ha contado con la intervención de diferentes empresas operadoras y usuarias de servicios logísticos. El turno de intervenciones lo ha abierto Iñaki Iturrioz, gerente de la Plataforma Logística Azkar de Vitoria, que ha afirmado que la logística inversa “es un proceso más complejo que el de la logística general”. El retorno de mercancías implica mayor control y previsión, ya que el repartidor desconoce aspectos fundamentales para el transporte, como son el contenido o el volumen. A lo que se suma, que es una mercancía que hay que documentar, devolver, controlar en destino, etc.”.

Por su parte, Iker Zubia, jefe de Operaciones Internacionales en Cega Logistics, ha destacado la importancia del control de calidad y la trazabilidad en el proceso de retorno de pilas, baterías y otros residuos industriales desde los diferentes puntos de depósito. “La gestión logística de los productos al final de su vida útil es tan exigente para los operadores logísticos a nivel de servicio como la logística directa de un producto nuevo”, ha explicado Zubia. Además, “en el caso concreto de los residuos, son necesarias unas fuertes inversiones en medios técnicos, documentales, humanos y formativos que permitan su correcta gestión”.

La visión de los operadores se ha completado con la participación del fabricante Grupo Vaillant. Borja Gordoa, jefe de Logística, ha abordado las necesidades de una compañía que lleva más de cien años trabajando en el sector de la climatización y calefacción. Según ha explicado, “en nuestros costes la logística inversa representa el 5 por ciento del gasto en almacenaje y el dos por ciento en transporte”, por ello, “es vital minimizar estos porcentajes con nuevos proyectos de mejora”.

Por último, Iñaki Gómez, responsable de Logística de Proged, firma distribuidora en España de los artículos de deporte de las marcas Avia y Converse, ha explicado las peculiaridades de trabajar con tres millones de unidades. “A partir de 2008, se incrementó el número de devoluciones hasta un 5 por ciento, por lo que se comenzó a trabajar en la logística de retorno, enfocando nuestros productos hacia el sector de los outlets. De esta manera, nos hemos abierto a un nuevo mercado”.

Previsión de la demanda

La segunda parte de la Jornada también ha contado con una introducción académica de la mano de Ander Errasti. Bajo el nombre “Sistemas de Previsión de la Demanda”, ha analizado cómo “la incertidumbre y la variabilidad de las peticiones del cliente de productos industriales y bienes de consumo, junto a largos plazos de aprovisionamiento, genera la necesidad en muchas industrias de trabajar con previsiones de demanda”.  Perspectivas que se utilizan “tanto para la gestión operativa de la capacidad de producción de plantas y almacenes, como para la gestión de stocks necesarios para dar servicio”. Es el caso del Grupo Ikor, empresa especializada en circuitos electrónicos desde 1981: “Necesitamos hacer previsiones, ya que nuestros proveedores ofrecen unos plazos de entrega muy largos, mientras que los clientes nos exigen unos plazos más reducidos”, ha apuntado María Abad, representante de la firma.

La jornada ha finalizado con una mesa redonda en la que se ha ratificado la importancia de continuar investigando en materia logística para mejorar la competitividad del tejido empresarial y crear nuevas oportunidades de negocio.

1692916929

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies