Las autopistas perderán más de 1.500 empleos directos en menos de dos años

por El Vigía

El sector de autopistas afronta la desaparición de más de 1.500 empleos directos en menos de dos años, según pone de manifiesto FSMC-UGT. Para esta organización, España necesita urgentemente un pacto de infraestructuras que ponga freno a la destrucción del empleo y el empeoramiento de las condiciones de trabajo. “La ausencia del necesario debate respecto a las infraestructuras que queremos, y su financiación, están en la base del problema, y mientras los trabajadores pierden su empleo y pasan a engrosar las listas del paro sin que al Ejecutivo le preocupe lo más mínimo”, alerta este sindicato.

Desde que en junio de 2018 el ministro de Fomento, José Luís Ábalos, anunciara que no se renovarían las actuales concesiones de autopistas, solo ha revertido al Estado el tramo de la AP-1 que une Burgos y Armiñón (84 kms); y a finales de 2019 es previsible que revierta la AP-7, que une Tarragona y Alicante, y la AP-4 (Sevilla-Cádiz) (467 kms en total). En agosto de 2021, revertirán también la AP-7 que une Tarragona con Francia, y la AP-2, entre Zaragoza y la Costa Dorada (474 kms en total). A estos se sumará el fin de concesión de la C-31 y la C-32 (66 kms en total), cuyo titular es la Generalitat de Catalunya, y las denominadas radiales, 506 kms de ocho autopistas quebradas que han revertido al Estado.

Aunque en estas últimas se mantiene el peaje, su conservación y mantenimiento está siendo objeto de diversos contratos administrativos de servicios. De los 2.759 kms de autopistas de peaje de titularidad estatal, sujetos a concesión administrativa, 1.533 km han dejado o dejarán de estar sujetos a contrato; un 56% del total, cuyos costes de gestión y conservación correrán a cargo de los Presupuestos Generales del Estado.

AUTOMATIZACIÓN Y CAÍDA DEL TRÁFICO

Estos costes se cifran en 500 millones al año, sin contemplar las obras de ampliación y reparación que estas infraestructuras requieren. Cifra que se unirá al déficit en conservación de carreteras, que Fomento cifra en 2.000 millones de euros. “Desde UGT, además de la falta de inversión en conservación y construcción, venimos denunciando la situación de los trabajadores de las radiales desde hace años, con convenios congelados, despidos indiscriminados, y recortes salariales; todo esto con salarios estratosféricos de los directivos, incluso una vez declaradas en concurso”, afirma el sindicato.

La automatización y la caída del tráfico ha hecho menguar las plantillas en un 35%, especialmente en los puestos de trabajo asociados a peaje. A esta situación se le une la proximidad de la finalización de los contratos de concesión y la eliminación de más de un millar de puestos de trabajo.

Desde la perspectiva de UGT, es necesario un plan para el sector de autopistas en el que se establezcan garantías de subrogación “frente a procesos de ida y vuelta entre el sector privado y público”. También exige planes de formación para que los trabajadores se adapten a los nuevos requerimientos de servicio al ciudadano. “Y finalmente mantenimiento del empleo mientras todo esto se lleva a cabo: el sector de las autopistas está cambiando y nadie cuenta con sus trabajadores y trabajadoras”, advierten.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies