La Zona Franca de Cádiz pone en marcha un plan de saneamiento económico

por El Vigía

La Zona Franca de Cádiz ha desarrollado y puesto en marcha distintas medidas para dar respuesta a las recomendaciones realizadas por la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), un órgano de control interno del sector público estatal, en su informe definitivo de auditoría operativa para el período 2013-2017. Estas actuaciones se han materializado en la elaboración de un nuevo plan de saneamiento y estabilidad y en la redacción de un manual de procedimiento.

Ambos documentos recogen las recomendaciones realizadas por la IGAE y, según asegura la entidad, «se han redactado desde la premisa fundamental de que cualquier actuación de la Zona Franca tiene que responder a una planificación estratégica, viabilidad técnica y solvencia económica». El plan de saneamiento de la Zona Franca de Cádiz está ya concluido y su borrador fue aprobado el pasado miércoles por el comité ejecutivo, por lo que solo está pendiente la ratificación por parte del pleno.

Este plan sustituye al aprobado en enero de 2017, contempla horizontes económico-financieros reales e incluye un control permanente del estado de ejecución de sus medidas y una revisión general anual, con el objetivo de poder corregir a tiempo cualquier posible desviación. Las medidas planteadas se orientan tanto a la búsqueda del aumento de los ingresos, como a la contención del gasto. También se persigue mejorar las acciones operativas, organizativas y presupuestarias.

Entre los primeros, destacan generar más ingresos corrientes a través de agilizar las acciones comerciales de los activos del Consorcio, «identificando aquellos improductivos, para lo cual se flexibilizarán las condiciones para incentivar la demanda; se pretenden impulsar las ofertas públicas y hacer un análisis exhaustivo de aquellos activos susceptibles de enajenación; y canalizar ayudas públicas que permitan cofinanciar futuras inversiones, entre otras medidas». Para contener el gasto se plantea elaborar un plan de reestructuración financiera integral, reducir los gastos de explotación y simplificar la estructura societaria del Grupo Zona Franca.

Por último, entre las acciones operativas y organizativas, destaca la implantación de una contabilidad analítica –actualmente inexistente-, establecer procedimientos de gestión de pasivos financieros, mejora del control presupuestario y la gestión de gastos y separación patrimonial y contable entre recinto interior y exterior.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies