La UE refuerza los mecanismos de control sobre la inversión extranjera

por El Vigía

El Parlamento Europeo ha apoyado este jueves la creación de un instrumento europeo de control de la inversión extranjera directa para proteger sectores estratégicos. El objetivo es mantener la puerta abierta al capital extranjero, pero garantizando que la inversión extranjera directa no perjudica a los intereses estratégicos de la Unión. Su puesta en marcha, que ya ha sido acordada de manera informal con los ministros de la UE, ha sido apoyada por 500 eurodiputados, 49 votaron en contra y 56 se abstuvieron.

La propuesta busca proteger sectores clave como el agua, el transporte, las comunicaciones y la tecnología, desde la inteligencia artificial a los semiconductores y la robótica.

La legislación cubre infraestructuras clave, como energía, transporte, comunicaciones, espacial y la financiera, y tecnologías, como la inteligencia artificial o la robótica. Los eurodiputados también han incluido el agua, la salud, la defensa, los medios de comunicación, la biotecnología y la seguridad alimentaria.

EFECTO TRANSFRONTERIZO DE LA INVERSIÓN
El intercambio de información entre los Estados miembros deberá reforzarse. Los países podrán opinar sobre la inversión extranjera directa en otros Estados miembros. La Comisión Europea podrá solicitar información y trasladar su dictamen al país afectado, pero la decisión final corresponderá a las autoridades estatales. El Consejo tiene previsto adoptar formalmente el acuerdo el 5 de marzo. El reglamento se aplicará 18 meses después de su publicación en el Diario Oficial.

Solo 14 países de la UE, entre ellos España, cuentan con instrumentos de defensa comercial, aunque con alcance y funcionamiento muy diferente. El nuevo mecanismo europeo tendrá en cuenta el efecto transfronterizo de la inversión. La inversión extranjera directa ha cambiado drásticamente en la UE en los últimos 20 años. En este tiempo, la inversión china se ha multiplicado por seis y la brasileña, por diez. La rusa es hoy más del doble que hace dos décadas. Además, estas se concentran en el sector tecnológico, a menudo desde empresas públicas o vinculadas al Estado.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies