La tasa de disponibilidad de suelo logístico en València se sitúa por debajo del 1%

por El Vigía

El último estudio sobre el mercado inmologístico en València presentado por Triangle Real Estate Management, correspondiente al primer semestre de 2018, constata que existe un claro desajuste entre la oferta y la demanda. Así, los niveles récord de contratación cosechados en 2017 -con un volumen superior a los 200.000 metros cuadrados- junto con una tasa de disponibilidad de suelo que se sitúa por debajo del 1% ha provocado que los inversores empiecen a desarrollar plataformas logísticas a riesgo.

«De la situación de mercado en 2018 se traslada la necesidad de dar respuesta a la demanda de plataformas de gran tamaño», apuntan desde Triuangle REM, que añaden que «en la coyuntura actual con una oferta muy limitada es necesario el desarrollo de nuevos suelos que cumplan las principales demandas de los operadores logísticos centrados en la ubicación y la implantación en manzanas de grandes dimensiones».

De hecho, el análisis de las tipologías del stock logístico muestra que los activos actuales que lo componen en un 58% son inmuebles con una superficie que no alcanza los 10.000 metros cuadrados. Solo un 5% del número total de los inmuebles alcanza una superficie por encima de los 300.000 metros cuadrados. «Estas circunstancias hacen latente la inexistencia de activos de grandes dimensiones en València. Su ausencia es total en el Eje Norte y Pista de Ademuz, siendo incluso mínima para las zonas logísticas más desarrolladas», apuntan los autores del informe.

Actualmente existe disponibilidad en la zona centro, concretamente en la zona de Ribarroja. Han existido demandas que no han podido ser atendidas durante 2016 y 2017, debido al bajo índice de disponibilidad. Además, los expertos apuntan que la crisis económica no ha permitido el desarrollo de plataformas logísticas modernas. «En consecuencia, la mayor parte de los activos no satisfacen los requisitos de los operadores logísticos, principalmente en lo relacionado con el Código de Protección de Incendios», comentan.

El documento muestra que la superficie total del stock de inmuebles para almacenamiento en València asciende a 2,4 millones de metros cuadrados construidos. Alrededor del 80% de esta superficie se ubica en la primera corona, siendo bastante inferior la superficie construida en la segunda. Se detectan dos ejes principales, Eje Sur y Eje Centro, que aglutinan el 90% de la superficie. No obstante, es destacable que el 60% se ubica en la Eje Centro, reconocido como el “Corredor Logístico de Valencia”, zona prime que agrupa los municipios de Riba-roja, Loriguilla y Cheste.

En paralelo al stock logístico disponible en Valencia, se han estudiado los inmuebles logísticos destinados al almacenamiento en frío. En la actualidad existen aproximadamente 80.000 metros cuadrados construidos de inmuebles adecuados para esta actividad.

En cuanto a la evolución de la contratación hasta el mes de mayo, los datos muestran que se ha alcanzado un volumen de 31.047 metros cuadrados.  Por tanto, esta contratación durante los cinco primeros meses de 2018 ha alcanzado el 15,5% del total de 2017. Actualmente se encuentran en el mercado 24.000 metros cuadrados de la segunda plataforma logística desarrollada por Prologis en PLV, previéndose su cierre en los próximos meses. Además, se espera que se incremente considerablemente la contratación a la finalización de los proyectos “a riesgo” en construcción al incrementarse la oferta hoy insuficiente en el mercado logístico valenciano.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies