La superación de la crisis reforzará la digitalización

por José Estrada
José Estrada

Director general del Centro Español de Logística 

La cadena de suministro está probando su agilidad ante el súbito cambio en las condiciones de demanda. Hemos podido comprobar cómo buena parte de las áreas de soporte y planificación se han ajustado rápidamente a cumplir las recomendaciones impuestas por el estado de alarma para trabajar en casa y los puestos se han adaptado a una forma de trabajo basada en la tecnología con soporte en la nube.

En el caso de la actividad de la logística y el transporte, muchos profesionales no pueden realizar su labor desde casa, como ocurre con el personal de almacén, conductores, reponedores, etc. Respecto a las compañías de reparto, rápidamente se han establecido protocolos de protección y seguridad para garantizar tanto la salud de sus profesionales, como la no contaminación de la paquetería transportada.

Tras el cierre de colegios, el comercio electrónico experimentó un crecimiento significativo, con tendencias que se intuyen al alza incluso superada la crisis y el periodo de confinamiento. En el mes de marzo, con el cierre del comercio tradicional, se estima que se ha quintuplicado la demanda de pedidos online de alimentación, lo cual ha causado retrasos en las entregas de este tipo de pedidos. Sin embargo, la capacidad para la reposición y el abastecimiento en tienda ha sido excepcional, teniendo en cuenta un incremento de la demanda tan desbordado al inicio del estado de alarma y habiendo aplicando de forma inmediata los protocolos de protección.

Tras la recesión económica que se avecina como consecuencia de esta crisis sanitaria, la cadena de suministro debe encontrar una oportunidad en este empujón hacia la digitalización de la economía y el uso de las nuevas tecnologías para alcanzar esa transformación real hacia el ecosistema de industria 4.0.

El crecimiento vivido de la demanda online será probablemente uno de los motores para la evolución de esta nueva economía, potenciándose las soluciones de reparto de proximidad, la omnicanalidad y otras soluciones colaborativas que impulsarán la expansión y la efectividad del e-commerce.

“Si ante la pandemia la cadena de suministro ha estado a la altura de las circunstancias, es necesario seguir desarrollando estas fortalezas y aportar las herramientas necesarias para seguir avanzando hacia la supply chain 4.0”

Respecto al aprovisionamiento de productos críticos como los sanitarios, es inevitable valorar los riesgos y alternativas en el sourcing, en particular los debidos a la concentración de la industria en un país. Entre las opciones para mitigar el riesgo-país hay que considerar no solo el potenciar la industria local, sino también el desarrollo de modelos logísticos colaborativos, la posibilidad de contar con stocks de seguridad y el potencial trasvase de producción a otros sectores para responder a demandas más acuciantes.

Por último, superada esta crisis, tenemos que insistir en la necesidad de apostar por la atracción de talento al sector y la formación de perfiles que desarrollen habilidades tecnológicas. Si ante la pandemia la cadena de suministro ha estado a la altura de las circunstancias, garantizando el abastecimiento de la población, es necesario seguir desarrollando estas fortalezas y aportar las herramientas necesarias para seguir avanzando hacia la supply chain 4.0.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies