NoticiasLogística

La robótica y la automatización redefinen los perfiles profesionales del sector logístico

El Vigía

8 noviembre, 2017

El 80% de las tareas logísticas todavía se realizan de forma manual

La robótica y automatización de procesos, junto a la necesidad de perfiles más cualificados, suponen un cambio en la demanda de profesionales en el sector logístico. Una nueva guía presentada la semana pasada por el CEL e IBM sobre la gestión de la cadena de suministro en la era de la industria 4.0 concluye que uno de los principales desafíos que es necesario abordar en este nuevo escenario es el relativo al impacto en el factor humano. “El nuevo entorno demanda nuevos perfiles profesionales, nuevos enfoques de formación y, consecuentemente, ya está teniendo un impacto en la generación de empleo”, aseguran los autores del documento.

Foto: Amazon

Foto: Amazon

En concreto, el estudio constata que la irrupción de la  automatización y la robótica plantea distintas perspectivas que afectan al ámbito de los recursos humanos. Desde la reducción de riesgos laborales, con la introducción de máquinas inteligentes, a su reubicación y desarrollo en posiciones que exigen mayor complejidad, y a la creación de nuevos nichos de empleo. Según indican los autores del informe, esta nueva situación conlleva oportunidades para los trabajadores desde el punto de vista de una reducción de los riesgos laborales, abre nuevas oportunidades de desarrollo profesional hacia puestos de mayor valor y complejidad para gestionar toda esa tecnología logística y se crean nuevos nichos de empleo en la economía colaborativa”. Sin embargo, al mismo tiempo surgen interrogantes acerca de cuántos y qué puestos de trabajo pueden desaparecer a causa de la automatización; qué riesgos existen por trabajar junto a robots; cómo cerrar la brecha digital y preparar a los trabajadores para la Logistica 4.0 y qué calidad de empleo pueden tener los trabajadores autónomos de las plataformas.

En la actualidad, el grado de penetración de los robots en los almacenes y en el sector del transporte todavía no es muy alto. De hecho, un informe publicado por DHL sobre la robótica en la logística cifra en un 80% el porcentaje de tareas logísticas que todavía se realizan de forma manual debido “a la complejidad del trabajo y al manejo de una amplia gama de cosas diferentes en un numero infinito de combinaciones de forma conjunta con humanos y en espacios confinados”.

No obstante, los expertos señalan que la tecnología está desarrollando a gran velocidad una nueva generación de robots de alta sensibilidad y bajo coste que puedan ver, moverse y reaccionar frente al entorno, así como trabajar en tareas de precisión junto con humanos. Según este estudio, las tareas que podrían realizar son pick & place, reduciendo la duración de los ciclos de paletización y despaletización, y el paletizado y empaquetado. En este caso, el robot se encarga de estas tareas según los niveles de calidad y exigencia más elevados.

Respecto a la automatización, el documento presentado por CEL hace referencia al transporte autónomo. A este respecto destaca que, pese a encontrarse en su fase de I+D y laboratorio, la implantación masiva de la conducción autónoma todavía esta por llegar, ya que tiene serios impactos a todos los niveles. Así, desde el punto de vista del trabajo y la seguridad, se abren algunos interrogantes, tales como la potencial desaparición de los conductores y las profesiones relacionadas con el transporte; el potencial daño que los vehículos puedan hacer -a los peatones, a otros vehículos, a las mercancías-; o las atribuciones de responsabilidad en caso de accidente.

Dentro del transporte autónomo destaca también el caso de los drones y su alto potencial en el sector logístico, teniendo en cuenta que podrían convertirse, según los expertos, en la solución a muchos problemas. Desde el punto de vista del empleo, las profesiones relacionadas con la operación (pilotos) y mantenimiento de drones han despertado grandes expectativas. Sin embargo, esto es cuestionable en este momento por las mismas razones de vacío legal y restricciones regulatorias.