NoticiasCarretera

Guitrans rechaza la propuesta de reforma del peaje de la N-1 por penalizar al transportista local

El Vigía

25 julio, 2018

Guitrans considera discriminatoria la propuesta anunciada

La patronal guipuzcoana del transporte Guitrans ha mostrado su total rechazo a la reforma de la norma foral que pretende encarecer los tránsitos internos en la provincia para salvar la sentencia del TSJPV que declaró nulo el cobro del peaje en la N-1 y la A-15 por discriminar a los transportistas de larga distancia. “En Guitrans nos hemos posicionado siempre en contra de los peajes, no hemos cambiado en ningún momento el discurso, independientemente del color del ejecutivo que estuviera gobernando”, afirma la organización en una nota informativa. “Después de meses de negociaciones con los responsables forales, para alcanzar algún acuerdo que minimice el impacto de este nuevo coste para los transportistas que usan continuamente estas vías, y evitar la discriminación que supone para los transportistas guipuzcoanos, nos encontramos con esta modificación que encarece los tránsitos internos, perjudicando aún más a nuestros transportistas”, añade.

Guitrans recuerda que el sector de transporte de mercancías por carretera paga vía impuestos anualmente 23.000 millones de euros en el Estado, de los que más de 7.000 millones corresponden a impuestos específicos del sector. Tan solo la fiscalidad específica supone que un camión aporta 0,1132 euros/vehículo- kilómetro de impuestos. “Esta aportación justifica por sí misma el uso que el transporte realiza de las infraestructuras. El sector, actualmente, y desde hace mucho tiempo, no puede repercutir ni éste, ni, por desgracia, muchos otros costes”, aclaran.

La patronal asegura que en una encuesta realizada a los socios al mes de entrar en funcionamiento los arcos de peaje, quedó patente que la inmensa mayoría de los encuestados no está consiguiendo repercutir a los clientes el coste del canon. “Penalizar a un sector fundamental de la economía, que tiene serios problemas de rentabilidad no hace sino precarizar aún más su situación y poner en tela de juicio su capacidad de inversión”, puntualiza la entidad, que considera “claramente discriminatorio que se establezca este peaje exclusivamente a los vehículos de más de 3,5 toneladas. En Etzegarate el 56% de los vehículos que transitan son ligeros y en Andoain el 84%, pero ellos no pagan. Una verdadera discriminación. Una vez más se endosa al transporte la responsabilidad de financiar las infraestructuras, sin tener en cuenta su delicada situación”.

También rechazan el argumento esgrimido por el TSJPV, según el cual este sistema discrimina a los transportistas de fuera de Gipuzkoa. Aquí el gran discriminado es el transportista guipuzcoano que paga vía impuestos por el mantenimiento de estas infraestructuras y ahora tiene que pagar por partida doble, haciendo obligatoriamente un uso intensivo de la N-I y A-15, ya que son inevitables. “Con esta modificación, el coste de los tránsitos internos que realizan continuamente los transportistas guipuzcoanos, va a aumentar, produciendo un perjuicio aún mayor a los mismos”, concluyen.