NoticiasMarítimo

La OMI acuerda una rebaja del 50% en las emisiones del transporte marítimo para 2050

El Vigía

13 abril, 2018

El sector marítimo acoge de forma positiva la decisión

La Organización Marítima Internacional (OMI) ha establecido en su 72ª reunión una reducción del 50% de las emisiones totales del transporte marítimo internacional en el año 2050 respecto a 2008. Se trata del acuerdo de mayor envergadura en las reuniones celebradas en Londres, que ha sido acogido de forma positiva entre las principales asociaciones del sector marítimo.

El acuerdo alcanzado establece como primer objetivo “alcanzar lo antes posible el pico máximo de las emisiones totales del transporte marítimo internacional”. Para ello, contempla continuar con el desarrollo de fases adicionales del Índice de Eficiencia Energética de Proyecto para seguir mejorando la eficiencia energética de los buques.

Además, contempla la reducción de las emisiones de CO2 por unidad de transporte del transporte marítimo internacional en promedio al menos en un 40% para 2030 respecto a los niveles de 2008.

Según el análisis realizado desde la asociación Anave, representante de las navieras españolas, el objetivo de reducir un 50% las emisiones en 2050, “va en línea con la propuesta de la Cámara Naviera Internacional (ICS), mientras que algunos Estados habían propuesto objetivos probablemente utópicos, como al menos el 70% para 2050”.

Anave valora, además, como “muy exigente” la decisión de reducir las emisiones por unidad de transporte un 40% en 2030. Señala, en este sentido, que “ICS había propuesto una reducción del 50% de las emisiones por t x milla para 2050. Aquí se habla del 40%, pero para una fecha tan próxima como 2030, para la cual no es previsible que estén en el mercado tecnologías muy diferentes a las actuales”.

“A pesar de esta elevada exigencia, el sector naviero considera muy positivo que la OMI haya podido adoptar estos acuerdos, porque ello confirma que estos asuntos se van a seguir debatiendo y acordando en la OMI y de este modo se van a evitar medidas unilaterales de la Unión Europea u otros países”, sostiene Anave en un comunicado.

En este sentido, la asociación considera que “los objetivos finalmente acordados no satisfacen ni a los Estados que proponían objetivos más ambiciosos ni a los que preferían no comprometer objetivos concretos. Por tanto, se deben considerar como un compromiso y así han sido respaldados por los Estados miembros de la UE y del Pacífico”.