NoticiasMarítimo

La nueva normativa de seguridad en buques de pasaje simplificará el control a las navieras

El Vigía

23 octubre, 2017

El Consejo Europeo ha reforzado este lunes la seguridad de los buques de pasaje de la UE mediante la adopción de tres directivas en virtud de las cuales se revisan las reglas y normas de seguridad aplicables a los buques de pasaje, se digitaliza el registro de los pasajeros de los buques y se crea un marco claro para la inspección de los buques de pasaje de transbordo rodado y las naves de pasaje de gran velocidad. En junio de este año, se alcanzó un acuerdo informal sobre las correspondientes propuestas con el Parlamento Europeo, como recuerdan desde el Consejo.

“Las nuevas normas no solo mejorarán la seguridad de las personas que viajan por mar en la UE, sino que también simplificarán y acelerarán los procedimientos para las compañías marítimas, en particular mediante la digitalización, lo cual es una buena noticia tanto para las empresas como para la economía en general”, ha afirmado la ministra de Economía e Infraestructuras de Estonia, Kadri Simson.

La directiva general sobre las reglas y normas de seguridad de los buques de pasaje contiene la normativa más exhaustiva de la UE al respecto y es aplicable a los buques que realicen travesías nacionales. El texto establece para los buques requisitos técnicos detallados en materia de construcción, estabilidad y protección contra incendios.

Por su parte, la directiva sobre el registro de las personas a bordo de buques de pasaje exige a las compañías marítimas la digitalización del registro de pasajeros, de forma que los servicios de búsqueda y salvamento puedan disponer de manera inmediata del número exacto de pasajeros y otros datos en caso de accidente.
Baleària instala un sistema piloto en uno de sus buques para ahorrar un 2% de energía
La tercera directiva, que establece un nuevo régimen de inspección para los buques de pasaje de transbordo rodado y las naves de pasaje de gran velocidad, elimina los solapamientos y subsana los vacíos normativos derivados de la aplicación, por parte de los Estados miembros, de distintos regímenes de inspección en relación con estos buques.

Las tres directivas forman parte de una revisión global de la seguridad de los buques de pasaje, que tiene por objeto mejorar la seguridad del transporte marítimo y, al mismo tiempo, simplificar la normativa vigente y reducir los costes administrativos.

Con la votación de este lunes en el Consejo, se concluye el procedimiento en primera lectura para los tres expedientes. La votación del Parlamento Europeo tuvo lugar el pasado 4 de octubre. Según los datos aportados desde el Consejo Europeo, en noviembre ambas instituciones firmarán los actos jurídicos, que se publicarán en el Diario Oficial de la UE unas semanas más tarde. Señalan, además, que entrarán en vigor veinte días después de su publicación y, a partir de ese momento, los Estados miembros tendrán dos años para incorporar la nueva normativa al ordenamiento jurídico nacional.