La logística europea reclama el mantenimiento de las cadenas de suministro

por El Vigía

La federación European Logistics Association (ELA), que aglutina a 30 organizaciones nacionales, entre las que se incluyen las españolas CEL e ICIL, ha presentado este miércoles un documento en el que solicita a las instituciones de la Unión Europea que mantengan las cadenas de suministro mundiales en funcionamiento y advierte de la dependencia de Europa de las redes internacionales en la mayoría de las industrias: farmacéutica, aeroespacial, automotriz o electrónica, entre otras.

La organización considera que la actual crisis desatada por la pandemia de coronavirus ha evidenciado que el elevado grado de dispersión de la actividad productiva a escala internacional “es una fuente de vulnerabilidad para la economía europea”. “La mayoría de las grandes empresas internacionales saben exactamente dónde se encuentran sus productos y suelen pensar que no necesitan abastecerse en exceso, lo que en realidad funciona para las fluctuaciones normales de la demanda y la oferta, pero no tiene en cuenta las contingencias”, señalan desde ELA.

Por otra parte, consideran que en este nuevo entorno ha quedado demostrada la capacidad de los gestores de la cadena de suministro para adaptarse a unas condiciones complejas. “La logística ha demostrado una vez más ser un factor decisivo para el sistema de producción europeo, incluso durante el impacto de esta crisis”, explica la organización.

En su documento, ELA señala que en países como España, Italia o Francia muchas funciones ejecutivas, de planificación y de apoyo se han adaptado rápidamente para realizarlas desde casa, siguiendo las recomendaciones de los gobiernos europeos.

Más complicados son los servicios de transporte y almacenamiento, que están en funcionamiento, pero con una operativa “cada vez más lentas y difícil de mantener”. Según los datos recopilados por ELA de las principales asociaciones de transporte por carretera, la caída de la actividad se sitúa entre el 25% y el 30% con respecto a los niveles habituales, debido a la caída de la demanda y a las dificultades del transporte internacional por del aumento de los controles fronterizos y sanitarios que generan colas de decenas de kilómetros.

Más apoyo a las empresas

En su análisis, ELA distingue algunas cuestiones que considera críticas, como el problema de liquidez para muchas empresas, que “podría dar lugar a retrasos generalizados en los pagos e incumplimientos”.  Para evitar esta situación, la federación reclama a las instituciones facilitar el acceso de las empresas al crédito y aprobar ayudas para proteger a las pequeñas y medianas empresas. “Cuando salgamos de esta crisis, necesitaremos que las empresas estén en posición de retomar su actividad, para ello tendrán que ser solventes”, explica la organización logística.

Por otra parte, ELA apunta como otra consecuencia de la crisis la posibilidad de que se produzca un retroceso en las iniciativas ambientales para la cadena de suministro, “ya que la atención se centrará en la recuperación de las empresas”, sostienen. Ante esta posibilidad, reclaman la puesta en marcha a escala europeo y estatal de acciones de difusión y políticas que fomenten la sostenibilidad con el objetivo de recuperar el impulso de la economía circular y colaborativa.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies