La logística busca un aliado en la administración pública

por Elena de Jesús

La logística necesita suelo finalista. Pero no lo tiene. Falta producto, las naves están obsoletas y el mercado estrella del real estate no da abasto para cubrir tanta demanda. Y esto es algo que preocupa cada vez más a inversores, promotores y operadores logísticos, porque la administración, que es quien debe llevar la batuta, sigue sin ofrecer una respuesta ágil que resuelva de forma efectiva un problema ya crónico, especialmente en Barcelona.

Durante una jornada organizada por Savills Aguirre Newman para analizar la evolución del mercado inmologístico catalán, los principales actores del sector han coincidido en este diagnóstico: los trámites urbanísticos y administrativos son largos, las normativas están desfasadas y, además, el poco suelo que se desarrolla es en lugares remotos que no se ajustan a las necesidades reales del negocio.

Por ello, resulta urgente convencer y concienciar a la administración de que su apoyo es más importante que nunca para estimular un sector tan importante para la economía. “El foco debe ponerse especialmente sobre los ayuntamientos, que son quienes ponen más pegas, además de ser el primer paso para validar que ese suelo que está clasificado en su plan general se puede llegar a urbanizar. Hay que concienciarlos del potencial de la logística y de la necesidad de agilizar los trámites urbanísticos para que luego lleguen a la Generalitat. Y todo esto son años”, apunta Gerard Crosa, director de Logística de Merlin Properties en Barcelona. 

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies