NoticiasFerrocarril

La línea Zaragoza-Sagunto contará con cuatro estaciones adaptadas a trenes de 750 metros

El Vigía

17 julio, 2018

Adif licita las obras por un valor de 7,2 millones de euros

El consejo de administración de Adif ha aprobado en su última reunión la licitación de las primeras obras del proyecto constructivo para la adaptación de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto del Corredor Cantábrico-Mediterráneo a la circulación de trenes de mercancías de 750 metros de longitud.

El presupuesto de licitación asciende a 7,2 millones de euros y establece un plazo de ejecución estimado de 10 meses, que contempla la prolongación de vías de apartado para el estacionamiento de trenes de 750 metros de longitud en las estaciones de Estivella, Teruel, Ferreruela y Cariñena.

Desde Adif detallan que para ejecutar la prolongación de las vías será necesaria la construcción de nueva plataforma. Además se renovarán distintos tramos con la mejora de la superestructura actual de vía, con la sustitución de traviesas y carril y la aportación de nueva capa de balasto. Asimismo, los cambios en el ancho de la plataforma y la cota de rasante comportarán la construcción de nuevos muros en las estaciones de Estivella y Teruel. 

De forma paralela, se actuará en diferentes estructuras de las estaciones de Estivella, Cariñena y Ferreruela mediante trabajos de ampliación y demolición para su posterior reposición. También se llevará a cabo la reposición de las servidumbres y servicios afectados por las obras.

Respecto a la superestructura de vía para la nueva plataforma y la renovación de los distintos tramos, el proyecto contempla la instalación de aparatos de vía, traviesas polivalentes, carril de 60 kg/m y balasto.

La ejecución de este proyecto se enmarca en las actuaciones contempladas en el plan director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto 2017-2022 y se suma a las ya ejecutadas por Adif como la instalación del sistema tren-tierra en la línea o la eliminación de limitaciones temporales de velocidad. En este sentido, Adif recuerda que actualmente se están ejecutando las obras en 11 estructuras de la línea para el aumento de la capacidad portante hasta 22,5 toneladas por eje.

“El conjunto de estas actuaciones, además de mejorar de forma significativa el estado de la infraestructura actual, permitirá seguir potenciando este tramo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo para el tráfico de mercancías, facilitando las conexiones ferroportuarias en este corredor estratégico”, explica el gestor ferroviario.