La línea Pau-Canfranc-Zaragoza podría transportar dos millones de toneladas al año

por El Vigía

La futura línea ferroviaria de Pau-Canfranc-Zaragoza podría llegar a transportar hasta dos millones de toneladas de mercancía al año, lo que permitirá evitar el paso de entre 160 y 220 camiones diarios por carretera. “Es un dato muy importante en el proceso hacia la movilidad sostenible hacia la que debemos avanzar”, ha señalado el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda de Aragón, José Luis Soro, durante la presentación del Libro Blanco de esta línea, que establece un diagnóstico de la situación y propone planes de acción para convertir la reapertura en un éxito territorial aglutinando a todos los actores locales.

“Con este documento nos cargamos de argumentos para seguir reclamando en Europa la financiación necesaria para llevar a cabo tanto los estudios como las obras para lograr la reapertura”, ha afirmado Soro.  En concreto, el libro blanco señala que la reapertura de la línea podría producirse en 2025, “teniendo en cuenta las acciones que se están desarrollando en estos momentos y conscientes de que el mayor escollo se encuentra en los 33 kilómetros entre Bedous y Canfranc que carecen de línea ferroviaria”.

JOSÉ LUIS SORO
“El objetivo es seguir trabajando de la mano para lograr financiación para los trabajos de recuperación de la vía, la adaptación de la misma y la reapertura del túnel”

Por otra parte, Soro ha recordado que fruto de la colaboración entre las instituciones se han logrado fondos europeos a través del Mecanismo Conectar Europa. “El objetivo es seguir trabajando de la mano para lograr financiación para los trabajos de recuperación de la vía, la adaptación de la misma y la reapertura del túnel”, apunta el consejero.

En junio de 2017 el dossier Superando las conexiones perdidas entre Francia y España: estudios para la rehabilitación de la sección ferroviaria transfronteriza Pau-Zaragoza logró financiación de la convocatoria de ayudas del Mecanismo Conectar Europa 2016 para los estudios previos y los estudios de obra. El coste del proyecto era de 14,7 millones de euros, del que se recibió una financiación del 50%. El objetivo principal era preparar los procedimientos de diseño y autorización necesarios para la ejecución de las obras, tanto en la sección ferroviaria española como en la francesa.

En septiembre de 2019 el proyecto de conexión ferroviaria consiguió de nuevo 2,8 millones euros de financiación europea para la reapertura de la línea. El dossier presentado a la convocatoria del Mecanismo Conectar Europa recoge siete acciones con un presupuesto total de 8,9 millones de euros, entre las que destacan los estudios necesarios para la apertura del túnel ferroviario internacional de Somport y la financiación de parte de las obras de la nueva playa de vías que se está construyendo en la explanada internacional de Canfranc, entre otras.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies