La licitación de obra pública en Catalunya sigue lejos de los años precrisis

por El Vigía

La licitación de obra pública en Catalunya ha aumentado en 2019 un 17% hasta los 1.947 millones de euros, según el informe anual presentado por la Cambra Oficial de Contractistes d’Obres (CCOC). La obra civil, que representa el 57% del total, se incrementa en un 20%. Este importe se encuentra lejos de la media de los últimos veinte años, que es de unos 3.750 millones anuales. “Por eso, el bajo volumen de licitación agrava el crónico déficit de inversión en infraestructuras”, señalan desde la entidad.

La administración local es la más activa, con el 45% de toda la licitación, unos 877 millones de euros, a pesar de que cae un 18% (186 millones menos) respeto a 2018, año en que esta alcanzó los 1.063 millones de euros. “Como es habitual, la actividad licitadora disminuye sensiblemente una vez transcurridos los comicios locales, que el año pasado se celebraron en mayo”, lamentan desde CCOC.

El resto de la licitación se reparte casi a partes iguales entre la Administración General del Estado y la Generalitat. El importe licitado por la primera en 2019 se eleva a 551 millones de euros, el 28% del total, con un aumento del 118%, si bien partía de una actividad inusualmente baja los últimos años. Entre estas destacan Cilsa, participada en un 51,5% por la Autoridad Portuaria de Barcelona, con 114 millones de euros; Adif-Alta Velocidad, con 110 millones y Adif, con 106; la dirección general de Carreteras, con 66; Aena, 46; y la Autoridad Portuaria de Tarragona, 43.

En cuanto a la Generalitat, la licitación ha aumentado un 46%, con 519 millones de euros, el 27% del total. Destacan como principales organismos: Infraestructures de la Generalitat de Catalunya con 241 millones de euros; Ferrocarrils de la Generalitat (FGC), 60; Ports de la Generalitat, con 46; y la Agència Catalana de l’Aigua, 40.

Los contratistas de obra catalanes insisten en la importancia de disponer de presuspuestos por parte de cada una de las administraciones. “Para una buena gestión de la inversión pública, esta tiene que ser estable y previsible, y por eso es importante que cada administración apruebe sus presupuestos”, recuerda el presidente de CCOC, Joaquin Llansó.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies