El fin de los peajes en la AP-7 satura los aparcamientos para camiones

por El Vigía

Fenadismer ha denunciado las aglomeraciones en las áreas de servicio de la autopista AP-7 tras la liberalización de peajes entre Alicante y Tarragona. No es la primera vez que los transportistas denuncian la saturación de estas zonas, que viene produciéndose desde la implantación de los desvíos obligatorios en la N-340 en septiembre de 2018. Sin embargo, ahora los problemas se han recrudecido con el fin de los peajes.

“Desde la puesta en marcha de los desvíos obligatorios venimos detectando gravísimos problemas de sobresaturación e inseguridad vial en las tres únicas áreas de descanso existentes en este tramo de la AP-7”, apuntan desde la asociación. En concreto, se trata de las áreas de Benicarló, La Ribera y Baix Ebre, que entre las tres suman menos de 90 plazas de aparcamiento para camiones, “dificultando que los transportistas puedan realizar los descansos que por ley están obligados a hacer cada 4,5 horas”.

Los transportistas reclaman a la DGT que suavice los desvíos, permitiendo a los transportistas incorporar o abandonar la autopista por el camino más corto en el sentido de la marcha,“lo que aliviaría a corto plazo el colapso y la inseguridad que soportan las áreas de descanso de las autopistas”.

Además, el colectivo insiste en renegociar algunas de las prohibiciones al tráfico de camiones que va a implantar la DGT este año. Se trataría de la nueva restricción en domingos y festivos en Burgos para los vehículos que se dirijan a Irun y la establecida en Huesca los fines de semana.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies