La industria naviera encara el reto de la transición energética

por María Fernanda Martínez

La entrada en vigor de la norma IMO 2020, que reduce del 3,5% al 0,5% el contenido de azufre en el combustible marino, conlleva numerosos ajustes que la industria naviera debe llevar a cabo para adaptarse a la nueva regulación. Sin embargo, este no es el único reto. El sector se enfrenta a más desafíos, entre ellos, los nuevos requisitos sobre emisiones a la atmósfera de los gases de efecto invernadero, a los que se refirió el vicesecretario general de la International Shipping Chamber ICS, Simon Bennett, en la pasada Cumbre del Clima de Madrid.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies