NoticiasInfraestructuras

La Generalitat invertirá seis millones en la C-55 y la C-58

El Vigía

11 agosto, 2017

Territori licita los trabajos para reforzar la separación de los sentidos de la circulación con el objetivo de minimizar el riesgo de choques frontales

La Generalitat de Catalunya ha iniciado la licitación, por un valor de 5,9 millones de euros, de obras de mejora en la C-55 y en la C-58, entre los términos municipales de Collbató (Barcelona) y Castellbell y el Vilar (Bages).

coll

 

Esta actuación se enmarca en el conjunto de medidas que el departamento de Territori i Sostenibilitat está desplegando en este corredor viario para favorecer la seguridad y la movilidad. Se prevé que los trabajos, que abarcan un total de 8,5 kilómetros, comiencen el próximo invierno y tengan un plazo de ejecución de nueve meses.

Entre las medidas que la Generalitat está aplicando en este entorno, hay que remarcar aquellas encaminadas a reforzar la separación entre los sentidos de la circulación, con el objetivo de minimizar el riesgo de choques frontales.

Es también el caso de las obras que ahora se licitan, que comprenderán el tramo de la C-55 entre la zona de Can Gomis, en Collbató y la conexión con la C-58 -unos siete kilómetros- y entre este punto y el túnel de Bauma -1,5 kilómetros. Además, las obras supondrán la mejora del firme de estas carreteras, con el tratamiento previo específico de aquellos puntos que presenten más desgaste o algún desperfecto. En este entorno, la C-58 registra un tráfico de unos 18.000 vehículos diarios y la C-55, unos 27.000.