La fuga de talento lastra el desarrollo del sector logístico español

por El Vigía

La logística y el transporte, que supone un 8% del PIB español, alcanzará este año los 11.000 millones de euros y 800.000 puestos de trabajo. Sin embargo, la carencia de personal cualificado y la falta de digitalización frenan la expansión del sector en España. Estas son algunas conclusiones del III Informe de empleo y talento en el sector logístico, elaborado por IMF Business School, en colaboración con Manpowergroup, el Centro Español de Logística (CEL) y la Asociación para el Desarrollo de la Logística (ADL), presentado durante la celebración del III Foro de Talento Logístico.

Las tendencias muestran una escasez de mano de obra, tanto cualificada como no cualificada, que en los próximos años podrán llegar a socavar la rentabilidad de las empresas. De hecho, las mayores dificultades de cobertura de puestos se concentran en las ocupaciones de conductores, con un 57% de las empresas. Le sigue jefe de tráfico (27%), ingeniero de métodos logísticos y director de operaciones (20%).

Según el 74% de las empresas encuestadas, la falta de experiencia es el factor con mayor incidencia que dificulta la cobertura de puestos. Por detrás, figuran la baja cualificación (52%), además del poco atractivo del sector y las condiciones laborales poco competitivas, con porcentajes superiores al 40%.

FALTA DE PLANES DE CARRERA
Además, la escasez de personal se ve agravada por la dificultad para identificar y captar el talento requerido a corto y medio plazo. Debido al crecimiento del sector, gracias al auge del ecommerce, las empresas se han centrado en atraer talento. Por ese motivo, destacan la necesidad de desarrollar políticas de retención y fidelización para evitar problemas de rotación y reducir la fuga de talento. Según el estudio, entre las principales causas se encuentran: la falta de planes de carrera (62%) y de planes de retención de talento (54%). Y, en tercer lugar, el bajo nivel competitivo del salario en el sector.

Además, el estudio constata que el impacto de la digitalización es diferente entre grandes y pequeñas y medianas empresas. Estas últimas están llevando a cabo una más difícil, lenta y limitada adaptación, aunque mueven más de 40.000 pedidos al año. Para la logística otro de los problemas es el relevo generacional, pues el envejecimiento de la población ocupada en el sector (entre 50 y 64 años) es superior a la media de otros sectores. A esto hay que sumarle que las empresas no están preparadas para optimizar la convivencia intergeneracional ni para impulsar la vida laboral después de los 50 años. Por ello son necesarias estrategias para la gestión de plantillas considerando la segmentación por edad.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies