La fiscalía impulsa la persecución penal de las manipulaciones de tacógrafos

por El Vigía

El fiscal de sala coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha remitido un oficio a las policías de tráfico (Guardia Civil, Mossos de Esquadra, Ertzaintza y Policía Foral de Navarra), para que instruyan atestados por delito de falsedad en documento oficial en casos de manipulaciones de tacógrafos de camiones y autobuses que alteren los registros del instrumento con la finalidad de sortear los controles policiales y administrativos: “La manipulación esconde el hecho de ir más deprisa, con menos horas de descanso vulnerando la legislación”, ha explicado Vargas este lunes en una rueda de prensa .

La investigación no se limitará al conductor, sino también al titular, encargado o empleado de la empresa propietaria del vehículo o del taller o cualquier otra persona que lleve a cabo estos comportamientos de manipulación, según ha explicado el fiscal.

El oficio ofrece también indicaciones para la investigación de “eventuales situaciones de abuso laboral conectadas con la manipulación de estos instrumentos que registran la velocidad y las horas de conducción en vehículos profesionales, así como de la siniestralidad de las furgonetas de reparto de las mercancías por carretera”. “Se trata de conductas aisladas, que deben ser erradicadas del sector del transporte, que en nuestro país funciona de forma eficaz y con calidad”, ha resaltado Vargas.

En su opinión, la clave es la prevención de “estos comportamientos tan peligrosos”. Por este motivo, la fiscalía actúa en coordinación con la fiscalía de Siniestralidad Laboral y la de Extranjería. Además, el fiscal ha anunciado que los fiscales delegados de Seguridad Vial mantendrán contactos y elaborarán protocolos de coordinación con la Dirección General de Tráfico, la Dirección General de Transportes por Carretera, las consejerías de transportes, las asociaciones de empresarios y sindicatos de Trabajadores, “desde la perspectiva de la calidad, eficacia y prestigio del transporte nacional y europeo de mercancías y viajeros de nuestro país”.

El fiscal ha estado acompañado por dos responsables de tráfico de Mossos d’Esquadra y dos guardias civiles que han explicado el funcionamiento del tacógrafo y sus diferentes formas de manipularlo: con un imán, cortando la corriente de contacto del tacógrafo, manualmente o con mando a distancia, entre otras. “Estas conductas ponen en riesgo la seguridad de todos los que circulamos por las carreteras, puesto que la manipulación de tacógrafos desconecta los sistemas de seguridad de los camiones, como el ABS o el control de velocidad”, ha afirmado Andreu González, responsable de la división de Trànsit, quien ha recordado que en los últimos diez años los Mossos han realizado 300 intervenciones en esta materia.

Desde la fiscalía señalan que la sentencia de enero de 2020 del Tribunal Supremo instada por la Fiscalía ha abierto una vía para la persecución penal de estos comportamientos, al considerar delito de falsedad en documento oficial “la manipulación fraudulenta de un tacógrafo que dé como resultado la alteración de los registros del instrumento, realizada con la finalidad de sortear los controles policiales y administrativos”.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies