La opacidad en los precios concentra las críticas a las compañías navieras

por El Vigía

La asociación ESC, representante de los cargadores europeos, y la consultora Drewry han presentado este miércoles los resultados de la cuarta encuesta anual que evalúa la operativa del transporte marítimo de contenedores por parte de cargadores y transitarios. Los resultados, relativos al año 2019, por lo que no muestran el impacto del coronavirus en el sector, sitúan la transparencia de los precios y los recargos con la peor puntuación de la encuesta, seguido por los tiempos de tránsito y la calidad del servicio al cliente.

La encuesta, realizada a un total de 227 cargadores y transitarios, muestra que la capacidad de las navieras de contenedores para proporcionar espacio de carga según las necesidades mostró una mejora marginal en 2019, aunque desde Drewry señalan que “esta ventaja se habrá invertido drásticamente a finales del primer semestre de este año”.

Cargadores y transitarios consideran que la disponibilidad de espacio de carga es el criterio más importante del servicio de las navieras, lo que significa que la mejora de la disponibilidad de espacio de carga en 2019 fue un acontecimiento positivo para el sector.

Estos resultados deben contextualizarse en el año 2019, ya que el brote del coronavirus ha provocado desde el mes de febrero la cancelación de unos 281 servicios entre Asia y Europa y entre Asia y América del Norte, “y la disponibilidad de espacio de carga ha disminuido drásticamente”, como explican en el comunicado emitido este miércoles.

“Drewry prevé que el próximo estudio mostrará una creciente preocupación entre los cargadores por tres áreas específicas de la calidad del servicio: la disponibilidad de espacio y capacidad, la fiabilidad de las reservas y la estabilidad financiera de las navieras”, avanzan desde la consultora. “Estos son factores clave para cargadores y transitarios, especialmente en un mercado desestabilizado como el actual, pero también en el próximo año a medida que se recuperen los volúmenes transportados por vía marítima”, explica Drewry.

Por su parte, el secretario general de ESC, Godfried Smit, explica que “este es un mercado con una capacidad volátil en el que las navieras siguen fijando los precios y mantienen altos los fletes, a pesar de los bajísimos índices de combustible, mientras que ellos mismos solo pueden planificar a corto plazo. Nuestra opinión es que los cargadores se beneficiarán de los contratos a corto plazo, ya sea diversificando el grupo de selección de sus navieras o concentrándose más en las navieras más sólidas desde el punto de vista financiero o con apoyo del gobierno”.

Los cargadores y transitarios también señalan en la encuesta que el rendimiento de las navieras se ha deteriorado entre 2018 y 2019 en cuatro ámbitos: la oferta de diferentes navieras disponibles, la oferta de diferentes servicios, el precio del servicio y la calidad general de la operativa. Sin embargo, según los encuestados, sí ha mejorado el comportamiento de las navieras en relación con la sostenibilidad y su estabilidad financiera.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies