La Facultat de Nàutica se trasladará a la Nova Bocana del puerto de Barcelona

por El Vigía

La Facultat de Nàutica de Barcelona abandonará su emplazamiento histórico de Pla de Palau, un palacete construido en 1932, para trasladarse a la Nova Bocana Nord del Port Vell, junto al hotel Vela, siempre que culminen las negociaciones que en este sentido mantiene la Autoridad Portuaria de Barcelona con la Universitat Politècnica de Catalunya. Fuentes de la UPC han mostrado su sorpresa por una propuesta que se encuentra todavía «en una fase muy inicial, sin que pueda darse ni mucho menos por cerrada».  El director de la Gerencia Urbanística Port Vell, entidad creada en 1988 que gestiona el espacio público del enclave barcelonés, Joan Colldecarrera, estima en al menos tres años el tiempo necesario para completar el traslado, una vez se alcance un acuerdo formal con la Politècnica. Actualmente, la falta de espacio impide que la facultad, que alberga los estudios de náutica más antiguos de España, pueda hacer frente a su elevada demanda.

El nuevo espacio ofrece 7.000 metros cuadrados de superficie y el proyecto incluye un recinto anexo para empresas tecnológicas del ámbito de la logística y el transporte, que dispondrían de un espacio similar, siguiendo el modelo del edificio Nexus que la UPC tiene en el Campus Nord. Si las negociaciones llegan a buen puerto, la Facultat de Nàutica compartiría espacio con la nueva sede que el museo Hermitage de San Petersburgo pretende levantar en Barcelona, frente al puerto deportivo de Marina Vela. El proyecto está pendiente del visto bueno municipal.

El traslado de la Facultat de Nàutica lleva años paralizado por falta de consenso sobre su ubicación. Esta escuela universitaria, que forma a unos 700 alumnos, ha recibido ofertas de varios municipios próximos, como Mataró o Vilanova i la Geltrú, pero el deseo de la comunidad universitaria y de la autoridad portuaria es que su sede permanezca en Barcelona, donde se fundó en 1769, hace exactamente 250 años. De hecho, la escuela ha inaugurado recientemente unas aulas de formación situadas en el mismo puerto deportivo, al final del rompeolas, a pocos metros de su futuro emplazamiento.

JOAN COLLDECARRERA
«El Port Vell se ha convertido a lo largo de estos años en un modelo de referencia internacional, un importante actor en la agenda de la ciudad, con un nivel de aceptación por parte de la ciudadanía muy importante»

Cuando se cumplen treinta años de la aprobación del Pla Especial del Port Vell, el recinto portuario barcelonés se encuentra inmerso en pleno proceso de remodelación de algunos de sus espacios más emblemáticos y visitados. Entre estos, destaca la transformación del Moll dels Pescadors, la balconada del Passeig de Colom, al Moll de la Fusta, el Maremàgnum, o el Port Center, la antigua sede de la autoridad portuaria, que albergará un centro de divulgación del enclave.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies