NoticiasLogística

La facturación de los operadores logísticos en España creció un 3,5% en 2014

El Vigía

14 abril, 2015

El volumen de negocio de estas compañías alcanzó los 3.725 millones de euros

La facturación total de los operadores logísticos en España ha aumentado un 3,5% a lo largo del ejercicio 2014, alcanzando los 3.725 millones de euros. A estas cifras se le incluyen los ingresos derivados del almacenaje de mercancías y las operaciones asociadas a ello, como la manipulación, el transporte y la distribución. Por contra, sí que se le excluye la facturación por servicios no asociados a las operaciones de almacenaje. Según los datos recopilados por DBK, filial del Grupo Cesce, de esta forma “se prolonga la tendencia alcista iniciado en 2013, gracias a la recuperación de la actividad en los principales sectores clientes, en un escenario de mejora de la coyuntura, aumento del empleo y crecimiento del consumo y la producción industrial”.

operador

Foto: Archivo

En lo que respecta a la facturación, un 36% provino del segmento de la alimentación y las bebidas, aunque también destacan los de textil, confección y calzado, y automoción y componentes, ambos con tasas de variación superiores al 5%. Asimismo, la facturación por prestación de servicios de almacenaje y otras operaciones en almacén creció un 5,6%, hasta los 1.700 millones de euros. Por su parte, los servicios de transporte y distribución, “a pesar de que presentan un mayor grado de externalización y es donde se aprecia una mayor rivalidad en precio”, registraron un aumento del 1,8%, según datos de DBK. En cuanto a las previsiones para 2015, esta consultora estima que la facturación sectorial aumentará alrededor de un 4% tanto en 2015 como en 2016, lo que permitirá superar los 4.000 millones de euros en el último año.

Balance del ejercicio 2014
En el ejercicio 2014, se identificaron en el sector alrededor de 165 empresas, “cifra que en los últimos años ha experimentado un descenso, tras el cese de actividad de diversas compañías”, aseguran desde DBK. El número de instalaciones de almacenaje se mantuvo en torno a 1.000, ya que los cierres de instalaciones fueron compensados por nuevas aperturas llevadas a cabo por algunas de las principales empresas. La mayoría de los almacenes se localizan actualmente entre Catalunya y Madrid. Aun así, las principales empresas suelen contar con extensas redes por todo el territorio nacional, así como con una creciente presencia internacional. El sector presenta una marcada concentración empresarial, reuniendo en 2014 los cinco primeros grupos el 40% del volumen de negocio sectorial, participación que se elevó al 58% al considerar a los diez primeros.