NoticiasCarretera

La Eurocámara rechaza por segunda vez el paquete de movilidad de Violeta Bulc

El Vigía

4 julio, 2018

El pleno devuelve las reformas propuestas al Comité de Transporte mientras los sindicatos hablan de “nuevo varapalo a la Comisión”

La sesión plenaria del Parlamento Europeo ha rechazado hoy, por segunda vez, las enmiendas propuestas por el Comité de Transporte de la Eurocámara al paquete de movilidad impulsado por la comisaria Violeta Bulc y las han devuelto al primero “para su reconsideración”. Entre las principales medidas de la propuesta de reforma del mercado europeo del transporte figuran la actualización de los tiempos de conducción y descanso de los conductores, la nueva regulación del cabotaje y la revisión de la directiva sobre desplazamiento de conductores, cuestiones que dividen profundamente al sector del transporte de mercancías por carretera europeo.

La Eurocámara, conforme a su reglamento interno, ha acordado la devolución de las propuestas planteadas por el Comité de Transporte, lo que supone reiniciar el proceso parlamentario del mobility package, presentado por la comisaria Violeta Bulc hace más de un año.

El trámite parlamentario del paquete de movilidad ha estado marcado por una intensa campaña sindical en contra de los planteamientos del Comité de Transporte, que revocó las enmiendas aportadas durante su paso por la Comisión de Empleo, más favorable a los intereses de los trabajadores del sector. Las principales centrales sindicales europeas han seguido de cerca los debates en Estrasburgo, han mantenido reuniones con los grupos parlamentarios, y protagonizaron una manifestación a finales de mayo por un mercado del transporte más social.

CCOO considera que algunas de las modificaciones propuestas suponían un “claro retroceso” en los derechos de los conductores profesionales, aumentando la flexibilidad, permitiendo los descansos semanales en cabina o introduciendo una variable al permitir opciones diferentes que no pasaban exclusivamente por el descanso en el domicilio del trabajador.

Según la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC), “a pesar de las importantes modificaciones realizadas en el paquete por la Comisión de Transporte, como la inclusión del control en vehículos que realicen transporte internacional de más de 2,4 toneladas de masa máxima autorizada, la no exclusión del transporte de viajeros, o el haber accedido a algunas de las pretensiones sindicales, como mantener los tiempos de conducción y descanso actuales, desde CCOO consideramos que hay numerosas propuestas que defendían en mayor grado la protección del trabajador, las cuales no se han tenido en cuenta al ser rechazadas”. “Aun así, esta votación del Parlamento Europeo supone una victoria de la clase trabajadora y el sindicato ante posiciones liberales”, resume el sindicato.

Por otro lado, la Unión Europea de Transportistas por carretera (UETR), de la que forma parte la española Fenadismer, había solicitado a los europarlamentarios un “apoyo decidido” a las pymes europeas del transporte por carretera, mediante la introducción de medidas que aseguren un equilibrio entre el principio de libre movilidad de los servicios de transporte con la necesaria protección social y la competencia leal entre las empresas.

Las enmiendas planteadas por la organización pasan por la exigencia de los cuatro requisitos de acceso a la actividad para el transporte ligero; permitir que los Estados miembros impongan requisitos adicionales de acceso al sector para limitar el exceso de oferta; reducir el cabotaje a un máximo de 48 horas sin límite de operaciones; autorizar el descanso semanal normal en cabina sólo en áreas de aparcamiento seguro; obligar a que el conductor regrese a su domicilio antes de cuatro semanas; introducir el CMR electrónico y el tacógrafo digital inteligente; aplicar la norma sobre desplazamiento de los trabajadores (salario mínimo) tanto al transporte de cabotaje como al internacional; y eliminar las trabas administrativas mediante un único modelo armonizado a nivel europeo de declaración de desplazamiento disponible en todos los idiomas de la UE.