NoticiasCarretera

La Eurocámara exhorta a la Comisión a incluir el cambio climático en los costes del transporte

Xavier Gual

19 mayo, 2017

Estrasburgo reclama que el sistema de tarificación tenga en cuenta el principio de quien contamina paga

La proximidad del nuevo paquete de la carretera de la Comisión acelera el posicionamiento de los diferentes actores implicados. Uno de los últimos en hacerlo ha sido el propio Parlamento Europeo. La cámara de Estrasburgo quiere que su voz sea oída en Bruselas, sede de la Comisión, donde los funcionarios a cargo de la comisaria Bulc dan los últimos retoques a un texto que es esperado por todo el sector como agua de mayo. En una resolución aprobada el jueves, la Eurocámara dirige a la Comisión una serie de recomendaciones a tener en cuenta en sus propuestas legislativas sobre el mercado del transporte de mercancías por carretera.

Entre otras cosas, el Europarlamento sugiere a la Comisión que modifique el sistema de tarificación de la carretera, con el que se define la Euroviñeta, para incluir más costes externos de los contemplados en la actualidad. El texto aprobado destaca que “un sistema de tarificación coherente, justo, transparente, no discriminatorio y no burocrático aplicado en la UE y proporcional al uso de la carretera y a los costes externos generados por camiones, autobuses y turismos (principios de quien utiliza paga y quien contamina paga) tendría un efecto positivo en la lucha contra el deterioro de las infraestructuras viarias, la congestión y la contaminación”.

La Comisión ultima un conjunto de iniciativas legislativas en el ámbito de la carretera /Siemens

La Comisión ultima un conjunto de iniciativas legislativas en el ámbito de la carretera /Siemens

Los eurodiputados piden a la comisaria Bulc que “actualice su manual sobre los costes externos del transporte, incluyendo nuevos datos sobre las emisiones en condiciones reales de conducción y los perjuicios económicos y sociales del cambio climático”, así como que “revise la directiva relativa al Servicio Europeo de Telepeaje, que debería incluir un elemento de coste externo basado en el principio de quien contamina paga“. Actualmente, la Comisión contempla un escenario de costes que sólo tiene en cuenta los relativos a las infraestructuras, la polución del aire y el ruido.

Acabar con las empresas buzón
La resolución del Parlamento Europeo aborda otras cuestiones, como el cabotaje, objeto de una dura ofensiva proteccionista por parte de los países que integran el núcleo duro de la Unión, con Francia y Alemania a la cabeza. El texto rechaza “cualquier nueva liberalización del cabotaje, en particular de las operaciones de cabotaje ilimitado dentro de un determinado número de días” y pide a la Comisión que “precise la aplicación de las disposiciones de la directiva sobre desplazamiento de trabajadores en el transporte, y que mejore su aplicación y su cumplimiento”. También solicita a la Comisión que “examine los requisitos sobre el derecho de establecimiento con el fin de acabar con las empresas buzón“.