NoticiasCarretera

El ETSC reclama alcoholímetros en todos los vehículos profesionales nuevos

El Vigía

20 febrero, 2018

Y que se adapten a los de conductores reincidentes

El Consejo Europeo de Seguridad del Transporte (ETSC, por sus siglas en inglés) ha hecho un llamamiento a la UE para exigir que se coloquen sistemas de bloqueo de alcohol, un dispositivo de prueba de aliento que evita que el vehículo arranque si el conductor excede el límite, en todos los vehículos profesionales nuevos y que se adapten a los automóviles utilizados por los infractores reincidentes. Estas son dos de las principales recomendaciones de un informe del ETSC que analiza cómo reducir las 5.000 muertes causadas por conducir bajo los efectos del alcohol en la UE cada año.

En un importante paquete de seguridad vial anunciado el mes pasado, Francia va a requerir a todos los infractores por conducir bajo los efectos del alcohol la instalación de un alcoholímetro. Todos los conductores profesionales en Francia ya están obligados a tener instalados estos dispositivos. En septiembre del año pasado, Austria lanzó un programa de rehabilitación para conductores que ofrece la opción de instalar el dispositivo para volver a conducir antes de que expire el plazo de prohibición. Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Holanda, Polonia y Suecia han introducido programas similares a los de la mayoría de los estados de EEUU.

El director ejecutivo de ETSC, Antonio Avenoso, asegura que “los altos niveles de cumplimiento son fundamentales para resolver el problema de la conducción bajo los efectos del alcohol en Europa. Y para aquellos conductores que continúan detrás del volante después de beber, pese a los controles y las sanciones, los alcoholímetros son una forma importante y efectiva de rehabilitar a las personas. También es crucial que los conductores a los que se confíen vehículos profesionales que transportan mercancías o pasajeros nunca se les permita ponerse detrás del volante cuando están por encima del límite. Muchas flotas en Europa ya están utilizando dispositivos de bloqueo, es hora de que se conviertan en una característica estándar “.

En una revisión de la regulación de seguridad vehicular por parte de la CE que se espera para el próximo mes de mayo, la ETSC está pidiendo que se instale una interfaz electrónica estándar en todos los vehículos nuevos que facilite la instalación de un dispositivo cuando lo exija la ley. ETSC también reclama que los dispositivos se instalen de serie en los vehículos profesionales.

El informe también destaca el progreso realizado por los países de la UE, incluidos Estonia, Letonia y Dinamarca, donde las muertes atribuidas a conducir bajo los efectos del alcohol han disminuido más rápidamente que otras muertes en carretera. En Estonia, las muertes por conducir bebido disminuyeron un 90% en la última década gracias en parte al nivel más alto de alcoholemia y a la introducción de un límite de tolerancia a la glucosa (BAC) de casi cero tolerancia (0,2 g/l) para todos los conductores.