NoticiasLogística

La e-logística centra su estrategia en la flexibilidad y la capacidad de adaptación

El Vigía

14 junio, 2018

El sector apuesta por concontrar el equilibrio entre costes, velocidad y conveniencia

La flexibilidad y la capacidad de adaptación son la principal apuesta de retailers y partners logísticos para impulsar el negocio del e-commerce. Es una de las principales conclusiones de la V edición de eLogistic Forum celebrada en Madrid, donde se puso de manifiesto que la logística se ha convertido en un elemento esencial de diferenciación para el éxito de cualquier negocio online. En este sentido, la colaboración y el trabajo conjunto del retailer y el partner logístico marcan un nuevo camino hacia la satisfacción de las necesidades del consumidor y una notable experiencia de compra.

Los expertos pusieron sobre la mesa la importancia de la logística como palanca de cualquier e-commerce. “La logística es indispensable para el e-commerce, pero es algo que hay que vigilar muy de cerca y que no se puede dejar a la ligera”, aseguró el responsable del área E-Commerce de Verdecora, Alberto Rodríguez, que explicó que en numerosas ocasiones, el repartidor es el único contacto del cliente con la marca. “Si ese servicio no es bueno, la valoración general de la marca no será positiva e impactará negativamente en los resultados de la empresa”.

“Existe una enorme necesidad por parte del cliente de que la entrega se ajuste a sus exigencias”, explicó el cofundador y consejero delegado de Percentil, Luis Ongil, que añadió que “por ello, la flexibilidad y la capacidad de adaptación son las cualidades más importantes de un e-commerce hoy en día. Los grandes marketplaces como Amazon son los que marcan los estándares de calidad por lo que elementos que hoy se consideran servicio premium en muy poco tiempo serán concebidos como servicio estándar”.

Los expertos consideran que las exigencias de los clientes permiten evolucionar a las empresas, que se ven obligadas a ser más eficientes para satisfacer sus necesidades. “La clave reside en la flexibilidad y la capacidad de cambio, en poder diferenciarse y que los consumidores reconozcan la marca por su singularidad”, indicó, por su parte, el director de Logística de Pikolin Home, Ginés David Martínez.

Además, los analistas destacaron que para algunas marcas, contar con un buen proveedor logístico les ha permitido expandir el negocio y abordar la internacionalización. Es el caso de D.Franklin, cuyo crecimiento experimentado en ventas les obligó a invertir en un sistema logístico que les permitiese gestionar los pedidos de manera automática. “Cuando comenzamos a vender fuera de España nos hizo falta un partner de distribución y gracias a Correos hemos podido crecer y avanzar en mercados internacionales, como Australia”, señaló el cofundador del grupo, Enrique Esquitino. En este sentido, Carlos García, gestor de cuentas de Correos, aseguró que, como proveedores logísticos, “nos hemos visto obligados a transformarnos y evolucionar para satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Hemos creado nuevos servicios, pero, al mismo tiempo, hemos adaptado nuestros productos más clásicos, porque los diferentes tipos de clientes requieren diferentes soluciones”.

Para el director general de Operaciones de LG Electronics Spain, Gabriel Mesas Patón, la colaboración estrecha entre retailers y partners logísticos se hace más necesaria que nunca en el mercado actual. “Nuestros productos son muy innovadores, complejos y delicados. Esperamos de nuestros proveedores que sean capaces de entender nuestro producto y nuestras necesidades. Por ello, estamos siempre dispuestos y comprometidos a trabajar codo con codo en la cadena logística, enfocados a la calidad, la integración y la innovación”.

Otros de los desafíos a los que se enfrenta la logística en la actualidad son la incorporación de nuevas soluciones tecnológicas, la gestión eficaz de la cadena de suministro a causa del aumento de la demanda y la diversidad de servicios. “Encontrar el equilibrio entre costes, velocidad y conveniencia es el principal desafío de la logística. El futuro de la distribución pasa por que cada cliente combine esos tres elementos según sus necesidades. En este sentido, se hacen necesarias nuevas formas de distribución y modelos de entrega diferentes. Las entregas sin destinatarios, drones, vehículos autónomos o el crowdsourcing son algunas de las tendencias  que impactarán el sector en los próximos meses”, comentó el responsable de DHL Parcel Iberia, Daniel Pastrana.

El aumento de la demanda es otra de las cuestiones a las que los retailers deben prestar atención. Para Cesar Gonzalez, Consultant de Hardis WMS REFLEX Solutions Logistiques, “el desafío del e-commerce es la volumetría. Los pedidos crecerán y se hará necesaria mayor capacidad para procesar e integrar un volumen importante de líneas a la vez. Tener procesos nativos que mejoren la trazabilidad y ayuden a gestionar el stock será uno de los elementos que impulsen la competitividad”.