La diversidad de género como ventaja competitiva

por Ana González
Ana González

Preguntarnos acerca de la situación de la mujer en el ámbito logístico y aspirar a tener una representación equitativa en todos los niveles comienza a ser un objetivo para muchas empresas que participan en la gestión de la cadena de suministro.

Sin embargo, la preocupación sobre esta cuestión no es reciente. El bajo porcentaje de mujeres en el sector de la logística y el transporte –en España se estima por debajo del 20% del total de empleados– ya propició que el Centro Español de Logística (CEL) abordara este tema hace más de diez años, creando un grupo de trabajo en el que tuve el privilegio de participar. Las conclusiones a las que llegábamos entonces no son muy distintas de las conclusiones a las que llegamos hoy en día. Por ello, me gustaría retomar algunos puntos que considero especialmente importantes para avanzar con mayor rapidez en la incorporación de talento femenino en un sector como el nuestro, clave en el desarrollo económico del país.

Soy una convencida de que los equipos diversos e inclusivos generan mejores resultados de negocio. Pero más allá de ser un hecho que he podido constatar a través de 28 años de experiencia en Procter & Gamble, es algo que avalan también numerosos estudios sobre esta cuestión. Las organizaciones pueden crear más valor en sus empresas si se aprovecha todo el talento que existe en el mercado y se crean las condiciones para que las personas se sientan incluidas. Cuando hombres y mujeres encuentran el espacio que les permite contribuir a su máximo potencial, llevan a sus organizaciones al siguiente nivel en el camino de la creación de valor. Si, además, tenemos en cuenta que las empresas dirigimos nuestros productos y/o servicios a un mercado de consumidores donde las mujeres representan la mitad de la sociedad, incrementar la representación femenina en los puestos de liderazgo se convierte en una necesidad para afrontar los retos a los que nos enfrentamos.

Según estos estudios, las empresas que cuentan con equipos diversos en sus comités de dirección son capaces de atraer mejor talento y de obtener resultados financieros significativamente por encima del promedio de su industria. Al margen de los resultados, trabajar por reducir la brecha de género también significa avanzar hacia una sociedad más justa y más igualitaria para todos. 

ATRAER EL TALENTO FEMENINO

En mi opinión, uno de los principales motivos de la baja representación femenina es la creencia de que el sector del transporte y la logística no es atractivo para las mujeres. Un mito que se sustenta en el hecho de que la logística, o más ampliamente la gestión de la cadena de suministro, continúa relacionándose principalmente con las operaciones de almacenamiento y transporte.

Sin embargo, nuestro sector atraviesa un momento extraordinario de desarrollo, impulsado por el potencial tecnológico,el crecimiento del comercio electrónico y los retos que plantean las nuevas demandas de compradores y consumidores. Por ello, es imprescindible dar visibilidad a un sector ciertamente apasionante y a las oportunidades profesionales que ofrece, que no son pocas. Se requieren perfiles con capacidades analíticas y de colaboración, con habilidades de liderazgo y conocimiento de las nuevas tecnologías y, sobre todo, dispuestos a la innovación y al cambio. Perfiles en los que encajan igualmente mujeres y hombres que se sientan atraídos por formar parte de la gestión de la cadena de suministro y del momento de desarrollo tecnológico y transformación digital que la acompaña.

Los estudios sobre la brecha de género entre hombres y mujeres también ponen de manifiesto una dura realidad: si no hacemos nada, tardaremos casi 200 años en alcanzar una representación igualitaria en las empresas. Como ejemplo de acciones concretas encaminadas a fomentar la incorporación y el progreso de las mujeres en la logística, quiero mencionar dos áreas clave en las que trabajamos en Procter & Gamble: la cultura empresarial y el programa de flexibilidad en el trabajo. Ofrecemos un programa que incluye flexibilidad de horarios, teletrabajo, semana comprimida, excedencias, reducción de jornada y acciones para mejorar la salud y el bienestar de los empleados.

Por otra parte, también trabajamos para crear una cultura libre de sesgos, estereotipos y prejuicios de género, que permita a las mujeres progresar siendo ellas mismas. Los números ponen en evidencia cómo la representación femenina cae según avanzamos a los puestos de dirección. Para dar ese salto de liderazgo, proporcionamos programas de formación y mentoring, acceso a redes de mujeres, encuentros con líderes inspiracionales y damos visibilidad a casos de éxito. Con frecuencia, menciono que la gestión de la cadena de suministro tiene la capacidad de ser una verdadera ventaja competitiva para las empresas. Además, me gustaría añadir que atraer, desarrollar y ayudar al progreso del talento femenino en todos los ámbitos y a todos los niveles será también una ventaja competitiva sostenida para nuestros negocios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies