NoticiasMarítimo

La demanda de transporte marítimo de corta distancia crece un 11% en la fachada atlántica

El Vigía

5 febrero, 2018

La brecha respecto a la fachada mediterránea se reduce

La demanda de transporte marítimo de corta distancia de carga rodada internacional registró en el primer semestre del año 2017 un aumento del 3,5% respecto al mismo semestre del año 2016, con un comportamiento alcista de ambas fachadas, la atlántica y la mediterránea. Según el informe del observatorio estadístico de la Asociación Española de Promoción de TMCD, correspondiente a los primeros seis meses del año, las diferencias entre ambas fachadas se han reducido ligeramente gracias al mayor crecimiento de la demanda en la costa atlántica que en la mediterránea. Así, en la atlántica la demanda de short sea shipping alternativo a la carretera aumentó un 11% en el primer semestre respecto al mismo periodo de 2016, mientras que en la fachada mediterránea el aumento ha sido menos pronunciado, del 3,8%.

En términos de oferta, se mantiene la brecha existente entre las fachadas atlántica y mediterránea en los servicios marítimos de carga rodada alternativos a la carretera, aunque se va reduciendo gracias al importante crecimiento de la fachada atlántica (que ha pasado de 570 kilómetros lineales en 2016 a 881 en 2017, un 54,5% más), tras la enorme caída experimentada en 2015, y al menor aumento registrado en la oferta de la fachada mediterránea (15% más, de 1.632 kilómetros lineales a 1.930).

Por el contrario, en la capacidad ofertada para contenedores se observa que ambas fachadas han experimentado un descenso en el primer semestre de 2017 en comparación con el mismo periodo de 2016, aunque el descenso de la fachada mediterránea ha sido más acusado (38%) que el de la atlántica (5%). De igual modo ocurre en el TMCD total, en que la oferta en la vertiente mediterránea ha disminuido un 17%, mientras que en la atlántica lo ha hecho un 5%.

En términos de ocupación, hay que destacar la reducción en ambas fachadas: la mediterránea con un nivel de ocupación más alto (77%) que la atlántica (53,5%), pero en ambos casos con cifras inferiores a las del primer semestre de 2016, debido a crecimientos de la oferta que no se han correspondido con la evolución de la demanda.

Las autopistas del mar mediterráneas mantienen el mismo número de servicios (tres), si bien su capacidad en metros lineales ha aumentado un 6% respecto a 2016. La atlántica, con dos autopistas del mar, ha incrementado notablemente su capacidad.

Por países, destaca el buen comportamiento de Bélgica y Reino Unido en el Atlántico, y de Argelia y Marruecos en el Mediterráneo.