La pandemia impacta en el tráfico de importación del puerto de Barcelona

por El Vigía

El tráfico de mercancías del puerto de Barcelona ha sumado en marzo un total de 4,9 millones de toneladas, una caída del 8,3% respecto al movimiento registrado el mismo mes de 2019. El descenso se debe al impacto del coronavirus tanto en el comercio internacional como en la industria, primero en buena parte de Asia y ahora en Europa y América. Las consecuencias negativas de la pandemia se dejan notar en todos los tráficos, especialmente en las mercancías ligadas a las actividades consideradas no esenciales.

En el caso de contenedores, en marzo han pasado por el enclave catalán un total de 219.827 teus, un 18,9% menos que en el mismo mes de 2019. Esta caída tiene que ver principalmente con el descenso de los tránsitos (38% menos), mientras que el retroceso en las importaciones se sitúa en el 19% (concentrada sobre todo en el mercado asiático, que cae un 24%). En cambio, las exportaciones aumentan un 8%.

La cancelación del 50% de las escalas de los servicios de Extremo Oriente por la paralización de la actividad productiva en China, uno de los principales socios comerciales del puerto de Barcelona, ha provocado que el tráfico procedente de este país haya sufrido un descenso del 41%. A esto hay que sumar el contexto de debilitamiento de la demanda en Europa, arrastrado desde finales del año pasado y agravado con la propagación del Covid-19 y las medidas de confinamiento y contención aplicadas por la mayoría de países.

Sin embargo, la fuerte contracción de los tráficos de importación se ha visto en parte compensada por el aumento de la demanda exterior de productos como la carne de cerdo (que acumula meses de crecimiento), los forrajes (especialmente alfalfa) y también de medicamentos y productos de higiene, que ha impulsado el crecimiento de las exportaciones.

VEHÍCULOS Y PASAJE, LOS MÁS AFECTADOS

Según los datos facilitados este martes por la autoridad portuaria, dos son los tráficos que sufren de forma más clara las consecuencias negativas del coronavirus: vehículos y pasaje. En el primer caso, se han contabilizado 52.605 unidades este mes, un 30,7% menos. En el caso de las importaciones, el descenso se sitúa en el 20%. El principal motivo es el cierre de los canales de distribución y comercialización de vehículos en España desde el pasado 16 de marzo por el estado de alarma (las matriculaciones en marzo han caído casi un 70%). Por su parte, las exportaciones se contraen un 27% debido a que la mayor parte de los fabricantes han cerrado sus plantas españolas.

En cuanto a pasajeros, desde el 13 de marzo se prohíbe la entrada a los puertos estatales de buques de pasaje procedentes de Italia y de cruceros de cualquier origen (el confinamiento tampoco permite viajar a las islas Baleares). Así, este tráfico registra mínimos históricos, con un descenso del 77% en cruceros y del 55% en ferris (42.660 pasajeros).

En cuanto a las autopistas del mar, este tipo de transporte combinado ha crecido un 4% en utis, un dato positivo que el puerto atribuye a la línea Barcelona-Civitavecchia. Esta ruta crece un 22% tras el alargamiento de los dos buques que la cubren, sumado al hecho de que este servicio no ha sufrido cancelaciones en marzo.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies