La contratación inmologística cae por el Brexit y la ausencia de grandes operaciones

por El Vigía

La contratación inmologística descendió tanto en Madrid como en Barcelona en el primer semestre del año, según los datos de Cushman & Wakefield. La consultora inmobiliaria atribuye esta caída a la ausencia de grandes operaciones, que en muchos casos se han retrasado al segundo semestre, así como a las precauciones de los operadores ante factores como el Brexit. “Existe cierta precaución entre los operadores logísticos por el volumen de distribución de sus clientes como consecuencia del Brexit”, señalan desde la consultora.

En el caso de Madrid y su área de influencia, la superficie contratada alcanzó los 180.000 metros cuadrados. Esta cifra representa una caída del 58,8% respecto al primer semestre de 2018 (436.860 metros cuadrados) y del 53,5% frente al mismo periodo de 2017 (387.415 metros cuadrados). La mayoría de las transacciones –que se ubicaron principalmente en San Fernando de Henares, Torrejón y Getafe– fueron ampliaciones de superficie.

En cuanto a Barcelona, las necesidades de espacio logístico se mantienen en Catalunya y los operadores demandaron 343.000 metros cuadrados de naves logísticas, lo que representa un descenso interanual del 7,3%. De todas formas, la zona prime de Barcelona, correspondiente a la ZAL y la zona franca, registró la mayor actividad de los últimos 10 años, con 123.000 metros cuadrados absorbidos. De hecho, la media de contratación de la zona prime alcanza los 43.000 metros cuadrados por semestre.

En Madrid, las rentas prime se mantuvieron durante el primer semestre en 5,25 €/m²/mes; y en Barcelona, en 6,75 €/m²/mes, un 3,8% más que hace un año y la cota más alta desde 2009. Asimismo, las rentas medias también se estabilizaron en el último año en Madrid, situándose en los 4,5 €/m²/mes. En el caso de Barcelona, la renta media de los alquileres logísticos en el primer semestre fue de 4,9 €/m²/mes, lo que representa un repunte del 10% frente a la media de 2018 (4,5 €/m²/mes).

Con todo, las previsiones de Cushman & Wakefield para 2019 indican que en el mercado barcelonés se mantendrá la inercia en la demanda de los últimos años, en la línea del desarrollo del consumo de las familias y del comercio electrónico. “Los operadores seguirán interesados en posicionarse en la zona de influencia de Barcelona y, en este sentido, la demanda persistirá en su búsqueda de producto moderno y eficiente en localizaciones como Baix de Llobregat y Vallès (Oriental y occidental) en coronas 1 y 2, llegando a Tarragona y Girona en corona 3 para distribución de gran formato y/o baja rotación”, comentan desde la consultora. Según detallan, los propietarios están respondiendo tanto con reformas de naves obsoletas, llaves en mano y desarrollo de nuevo producto en localizaciones como Sant Esteve Sesrovies y Valls. Un total de 51.000 metros cuadrados serán entregados tanto en lo que queda de 2019 como en 2020.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies