NoticiasTransporte

La Comisión revisa la directiva del transporte combinado para facilitar los incentivos

El Vigía

8 noviembre, 2017

El segundo paquete de movilidad establece que turismos y furgonetas reduzcan un 30% las emisiones en 2030 con respecto a 2021

La Comisión Europea ha presentado este miércoles el segundo paquete de movilidad con el que pretende “reforzar el liderazgo mundial de la UE en el ámbito de los vehículos limpios”. La iniciativa incluye la revisión de la directiva del transporte combinado, que fomenta el uso combinado de diferentes modos para el transporte de mercancías, con el objetivo de que “sea más fácil para las empresas obtener incentivos y, por tanto, alentará el uso combinado de camiones y trenes, gabarras o barcos para el transporte de mercancías”.

Desde Bruselas explican que esta medida “alentará a las empresas de logística a aumentar su participación en los modos de transporte sostenible”. Explican, en este sentido, que en el pasado, era difícil para las empresas demostrar la naturaleza “combinada” de sus operaciones de transporte y, por lo tanto, beneficiarse de los incentivos legales y económicos existentes. “Nuestra propuesta extiende a las operaciones domésticas el beneficio de los incentivos previstos por la directiva, acelerará las inversiones en terminales de transbordo en toda Europa y proporcionará más transparencia sobre el apoyo financiero (como la reducción de impuestos) que los operadores pueden recibir del Estado”, sostiene la Comisión Europea, que destaca que la medida también promueve el uso de documentos electrónicos. Europe

En concreto, la propuesta de la Comisión propone revisar la definición de “transporte combinado”, ampliando su alcance a las operaciones nacionales y especificando mejor la distancia máxima del tramo de carretera. En segundo lugar, amplía las medidas de apoyo económico que deben proporcionar los Estados miembros más allá de la reducción de impuestos a la inversión en terminales multimodales y de otros incentivos financieros. En tercer lugar, la propuesta especifica qué evidencia debe proporcionarse para probar la existencia de una operación de transporte combinado y recibir apoyo del Estado.

Este segundo paquete, que se suma al presentado en mayo, establece además nuevos objetivos de reducción de las emisiones de CO2. En concreto, señala que los turismos y las furgonetas nuevas deberán reducir hasta en un 30% las emisiones medias con respecto a 2021.

La Comisión Europea considera que esta decisión favorecera a las pequeñas y medianas empresas que utilicen furgonetas más eficientes, ya que se beneficiarán en gran medida del ahorro de combustible. Según sus datos, los ahorros netos adicionales para una furgoneta nueva comprada en 2025 serán de unos 2.300 euros y de hasta 3.800 euros en el año 2030. Desde Bruselas señalan que este cálculo se realiza en base a una vida útil de 15 años de la furgoneta.

La comisaria de Transportes, Violeta Bulc, ha asegurado que “la Comisión ha adoptado unas medidas sin precedentes en respuesta a un reto cada vez mayor: hallar el equilibrio entre las necesidades de movilidad de los europeos y la protección de su salud y de nuestro planeta”. En su opinión, la medida promueve “unos vehículos más limpios, velamos por que la energía alternativa sea más accesible y buscamos la mejora de la organización de nuestro sistema de transporte. Todo ello permitirá que Europa y los europeos sigan en movimiento, pero de una forma más limpia”. Bulc

Este paquete incluye también un plan de actuación y soluciones de inversiones para el despliegue transeuropeo de la infraestructura para los combustibles alternativos. El objetivo es lograr un mayor nivel de ambición en los planes nacionales, incrementar la inversión y conseguir una mayor aceptación por parte de los consumidores.

Las propuestas sobre movilidad limpia se enviarán ahora a los colegisladores. Además, la Comisión hace un llamamiento a todas las partes interesadas “para que colaboren estrechamente a fin de garantizar la adopción y aplicación rápidas de las diferentes propuestas y medidas, de manera que se puedan maximizar y obtener cuanto antes los beneficios para la industria, las empresas, los trabajadores y los ciudadanos de la UE”.