NoticiasFerrocarril

La CNMC insta a Adif a aplicar descuentos para promover la actividad en las terminales

El Vigía

11 enero, 2018

Considera que las terminales “difícilmente alcanzan una actividad mínima”, con una ocupación media del 40%

La CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) ha aprobado una resolución en la que insta a Adif a aplicar descuentos en los próximos ejercicios para promover una mayor actividad en las instalaciones intermodales. El documento analiza las propuestas de tarifas para los servicios complementarios prestados por Adif y Adif Alta Velocidad para el año 2018 y sitúa el mayor margen de mejora en las planteadas para los servicios de carga y descarga de los contenedores de mercancías que se prestan en terminales.

Desde la CNMC consideran que las tarifas de los servicios complementarios de manipulación de carga y descarga de contenedores (UTIs) “suponen un importante porcentaje del coste total del transporte de mercancías por ferrocarril por lo que tienen mucha importancia para las empresas ferroviarias que demandan estos servicios”. En este sentido, la Comisión contextualiza esta problemática a la realidad del sector en España, con una de las cuotas más bajas de transporte de mercancías por tren de la UE.

Esta limitada actividad se refleja en las terminales que Adif gestiona directamente, que apenas disponen de un 40% de ocupación. “Difícilmente alcanzan una actividad mínima, quedando muy lejos de su máxima capacidad teórica con los  medios disponibles actualmente”, como valora la CNMC. “Esta limitada demanda hace que, con la única excepción de la instalación de San Roque, que se encuentra cerca de su capacidad operativa máxima, los costes  medios sean muy elevados”. 

Ante esta situación, la Comisión considera que un incremento de los costes de manipulación de las UTI en las terminales “sería inasumible por los operadores ferroviarios, lo que conllevaría una reducción más severa de la actividad con el consiguiente incremento en el coste medio”. La CNMC concluye que “los problemas que afronta ADIF en sus terminales son esencialmente  de demanda y no tanto de su estructura de costes, que se considera razonable”.

Desde Competencia consideran que Adif debe “evaluar las posibilidades comerciales” que le facilita el artículo 102.2 de la ley 38/2015, que le habilita para ofrecer descuentos “con la finalidad de fomentar la explotación de  las instalaciones en condiciones satisfactorias de calidad, competitividad y permanencia”.