La carretera reivindica el pago por uso para costear la conservación de la red

por El Vigía

La Asociación Española de la Carretera (AEC) insta al nuevo Gobierno a abrir una reflexión sobre el modelo de financiación de la red de carreteras española “a fin de abordar con efectividad el déficit de conservación que arrastran nuestras infraestructuras viarias”. En un comunicado en el que recoge las demandas del sector ante el inicio de esta nueva legislatura, la organización propone al Ejecutivo “estudiar la modificación del actual esquema fiscal del sector viario (impuestos de matriculación, combustibles, circulación, etc.) para crear una tasa específica asociada al uso de la carretera, un bono de movilidad en virtud del cual quien más utiliza la vía, más paga”.

En el marco de este modelo, AEC señala que la cuantía de la tasa podría establecerse atendiendo a los tres tipos de red de nuestro país: red de interés económico, red de interés territorial o red de interés social. “ Un esquema, sin duda, más justo para los usuarios, que garantizaría una mayor eficiencia ambiental del transporte y generaría una fuente estable de recursos destinada a la mejora de la conservación de las carreteras”, apuntan desde la asociación.

Desde AEC recuerdan que una adecuada conservación de la red de carreteras contribuye a la reducción de las emisiones del tráfico a la atmósfera, y propicia la disminución de los accidentes de circulación y de las víctimas mortales.

Desde el punto de vista de la reducción de emisiones, desde el sector viario al Gobierno proponen incluir, en la definición de los presupuestos destinados a la conservación de las carreteras, criterios relativos a la reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera asociada a la mejora del estado del pavimento. Y es que, según un estudio de AEC, repavimentar la mitad de la red de carreteras de nuestro país permitiría ahorrar 1,6 millones de toneladas de CO2 al año, lo mismo que emite todo el tráfico de la ciudad de Madrid durante ocho meses. “De esta manera, el sector de la carretera contribuiría considerablemente al cumplimiento de los objetivos climáticos de España, alineado con los principios del Green Deal europeo –compromiso por el que la Unión Europea persigue convertirse en el primer continente climáticamente neutro en 2050–”, señalan desde la organización.

A nivel de seguridad vial, la asociación apuesta por diseñar e implantar un Plan Específico de Seguridad Vial en Carreteras Convencionales, donde se registran cada año el 75% de los accidentes y de las víctimas mortales. En esta línea, también comentan que “incrementar y dotar de de la necesaria estabilidad a las partidas presupuestarias destinadas a la conservación de las carreteras, unas infraestructuras construidas sobre la base de estándares de seguridad muy elevados que en modo alguno deben verse afectados por un mantenimiento insuficiente”.

En materia de carreteras inteligentes, destaca el objetivo de avanzar en la consideración de las carreteras como espacios de movilidad, promoviendo la generalización de tramos de ensayo para la validación de nuevas tecnologías, servicios y aplicaciones. “Vehículos conectados y autónomos, itinerarios completos para el transporte eléctrico, nuevos modelos de sección transversal…, son algunas de las iniciativas que se deberán poner en marcha para fomentar la aportación de las infraestructuras a la innovación en la movilidad”, señalan desde AEC, que reclaman también el establecimiento de un programa de ayudas a la innovación en carreteras, entre otras cuestiones.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies