La Cambra de Barcelona reclama la autorización de camiones de hasta 44 toneladas

por El Vigía

La Cambra de Comerç de Barcelona ha emitido un comunicado en el que reclama al ministerio del Interior y Fomento el aumento de las capacidades de carga de hasta 44 toneladas para todos aquellos vehículos de transporte de mercancías por carretera que cumplan con los requisitos establecidos. De la misma forma, en el documento también solicita el impulso de un plan transitorio de acompañamiento que facilite a las empresas del sector del transporte su organización y adaptación técnica de los vehículos en el nuevo marco regulador.
Según indica la entidad que preside Miquel Valls, el aumento de la masa y dimensiones de los vehículos pesados puede generar beneficios para la reducción de la intensidad del tráfico, el ahorro energético, la disminución de emisiones, así como menores costes en la actividad de transporte.
Asimismo, la Cambra considera que retrasar la aplicación de esta medida, que actualmente está autorizada internamente en Francia, Italia, Bélgica, Reino Unido, Holanda y Portugal, representa una desventaja para el mercado interno que penaliza el precio de los productos a través del coste del transporte.
Un claro ejemplo del interés que existe actualmente de la apuesta selectiva por las 44 toneladas son, tal y como detalla la institución, los resultados de  la prueba piloto que se llevó a cabo en Catalunya, entre diciembre de 2012 y septiembre de 2014. Durante la misma, «se constató un impacto favorable desde el punto de vista de la sostenibilidad medioambiental y de la productividad del sector logística y de la económica en su conjunto». Asimismo, desde la Cambra destacan que la prueba piloto puso de manifiesto la limitación del alcance de esta medida, que sólo tuvo efectos sobre un 23% de las mercancías transportadas internamente en Catalunya, «puesto que quedaron fuera, explícitamente, las mercancías peligrosas y porque no tiene sentido para las mercancías ligeras, que se ven afectadas por las limitaciones de longitud, no masa», detallan.
En cuanto al plan de acompañamiento transitorio para facilitar la adaptación del sector del transporte, la Cambra recuerda que teniendo en cuenta que la aprobación y aplicación de la medida afecta directamente al sector del transporte, sería necesario impulsar un plan de acompañamiento transitorio que facilitase la reestructuración de las empresas y la adaptación técnica de los vehículos que lo necesiten, evitando un agravamiento de su situación económica y financiera.
La entidad entiende que la clave para poner en marcha medidas de este tipo es alcanzar un consenso mínimo entre transportistas y cargadores y evitar las imposiciones de un sector sobre el otro, aprovechando que ambas partes han retomado el diálogo bilateral directo y están explorando las posibilidades de llegar a nuevos acuerdos en 2016.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies