La caída de los graneles sólidos lastra los tráficos de A Coruña

por El Vigía

La actividad del puerto de A Coruña descendió en 2019 tras dos años de récords consecutivos. El enclave registró un movimiento total de 13,6 millones de toneladas de mercancías en 2019, lo que supone un descenso del 13% con respecto a 2018.

El mayor descenso se produjo en el segmento de graneles sólidos debido al cese de actividad en la central térmica de Meirama (tráficos de carbón) y en la factoría de Alu Ibérica (alúmina y bauxita). Asimismo, la parada técnica que realizó la refinería de Repsol provocó también un leve descenso, coyuntural, en graneles líquidos.

A pesar de esta situación sobrevenida por causas externas, el puerto de A Coruña se mantiene como el primero de Galicia en tráfico de mercancías. Además, consolida sus tráficos en el entorno de los dos millones de toneladas anuales, “y su aportación es fundamental para que A Coruña siga liderando el tráfico de cereales en todo el norte de España, con más de 2,3 millones de toneladas anuales”, destacan desde la autoridad portuaria. Además, comentan que las instalaciones de Punta Langosteira ya se han convertido en el principal centro logístico de graneles agroalimentarios del noroeste de la península Ibérica.

La inversión privada ejecutada o en tramitación en Punta Langosteira supera ya los 220 millones de euros, y la superficie concesionada se acerca a los 300.000 metros cuadrados.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies