El temporal mantiene cerrados por segundo día varios puertos del Mediterráneo

por El Vigía

Los puertos de València, Sagunto, Gandia y Castellón, en la Comunitat Valenciana, los de Barcelona y Tarragona, en Catalunya, y el de Maó en Menorca, permanecen cerrados al tráfico marítimo desde la mañana del lunes. Las adversas condiciones oceanográficas y meteorológicas asociadas a la borrasca Gloria, que afecta a gran parte del Mediterráneo occidental, impiden por el momento restablecer la normal actividad en las terminales. En València, CSP Iberian Valencia Terminal informa que el servicio de recepción permanecerá cerrado esta mañana, así como las terminales de APM y MSC. También el puerto de Castellón mantiene cerradas sus instalaciones ante la situación en el mar, con olas de hasta ocho metros. En Baleares, Palma está abierto pero Menorca permanece incomunicada desde el domingo con el puerto de Maó cerrado al tráfico.

Por su parte, el puerto de Barcelona también sigue cerrado al tráfico marítimo desde ayer y suspendida la operativa terrestre en las terminales de APM, Port Nou y Best, “hasta nuevo aviso”. Igualmente, la autoridad portuaria mantiene cerradas a los visitantes las zonas más expuestas del recinto, concretamente el paseo de la Escullera (el Rompeolas), el muelle Adossat, el nuevo paseo del Trencaones, la plaza de la Rosa dels Vents, así como la playa de Sant Sebastià. El acceso al muelle de Espanya (el Maremagnum) solo puede efectuarse a través de la rambla de Mar. La altura de las olas en el litoral barcelonés ha superado los seis metros.

En el puerto de Tarragona, y según informa el propio presidente de la autoridad portuaria, Josep Maria Cruset, a través de su cuenta de twitter, las olas alcanzan los 7,6 metros de altura, un metro por encima del máximo registrado en 2017. El acceso a la Escullera permanece cerrado desde el domingo por el riesgo de grandes olas. Ante la proximidad del temporal, el buque Suha Queen II, fondeado en aguas exteriores, ha sido trasladado al interior del recinto portuario.

RÉCORD DE OLEAJE EN EL MEDITERRÁNEO

La borrasca Gloria ha dejado ya un récord absoluto de oleaje en la red de boyas de aguas profundas del sistema de monitorización marina Portus, cuyos datos se pueden consultar en tiempo real en la web de Puertos del Estado. El máximo histórico, el mayor dato medido en el Mediterráneo occidental, se ha obtenido en la boya de València, que registró 8,44 metros de altura significante (se estima que la altura máxima de las olas llegó a alcanzar 13,5 metros) este lunes a las 7 de la mañana.

“De acuerdo con la información proporcionada por nuestros sistemas de predicción de oleaje, se espera que el temporal se mantenga activo y las alturas de ola permanezcan por encima de los tres metros en los próximos días”

Se trata de un valor que supera el récord anterior de 8,15 metros de la boya de Mahón en el temporal de 2003. Según explican desde Puertos, “la altura significante es la media del tercio de olas más altas, y coincide de forma notable con la altura de las olas que un observador experimentado estimaría que hay en un momento dado en el mar”.

Este es un parámetro estadístico de gran utilidad para describir el oleaje en su posición y en la costa colindante, que se transmite en tiempo real vía satélite. Sin embargo, la altura máxima, a pesar de su interés, no es tan representativa, puesto que su validez está circunscrita únicamente al punto de medida. “Es decir, que se mida una gran ola individual en alta mar no significa que esta se propague hasta la costa o lejos de la posición de la boya”, puntualizan.


Los efectos de Gloria se han dejado sentir también de forma notable en el interior de los puertos. En el de València, el mareógrafo de Puertos del Estado ha llegado a medir una altura de ola significante de 2,11 metros y un valor de altura máxima de ola de 3,28 metros. Este es también el máximo registro obtenido por esta estación desde 2006.

LO PEOR DEL TEMPORAL YA HA PASADO

Aunque, según Puertos del Estado, el pico de oleaje del temporal parece haber pasado, “de acuerdo con la información proporcionada por nuestros sistemas de predicción de oleaje, se espera que se mantenga activo y las alturas de ola permanezcan por encima de los tres metros en los próximos días”.

En lo relativo al nivel del mar, se ha producido una fuerte sobreelevación asociada al temporal. Así, por ejemplo, en el caso de Gandía se han registrado valores de más de 80 centímetros sobre el nivel medio. Esta situación se mantendrá durante al menos 48 horas, según las previsiones de Portus. Los efectos más destructivos de los temporales se producen en situaciones donde se dan conjuntamente fuerte oleaje y una sobreelevación del nivel del mar, como en este caso.

Las boyas de aguas profundas del sistema Portus están fondeadas en mar abierto, en profundidades entre 400 y 2.000 metros. Cuentan con un sensor de oleaje, sensores meteorológicos (viento, temperatura del aire y presión atmosférica) a unos tres metros de altura y sensores oceanográficos a tres metros de profundidad (corrientes, temperatura y salinidad). En la parte superior llevan balizas luminosas para su avistamiento por la noche, y su posición se comunica al Instituto Hidrográfico para su señalización en las cartas náuticas. Estas boyas no están a la deriva, sino que llevan una compleja línea de fondeo que las mantiene en una posición fija.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies