La aportación de la construcción al PIB ha caído 5 puntos desde que empezó la crisis

por El Vigía

16931

 

El sector de la construcción ha reducido en cinco puntos su contribución al PIB desde el inicio de la crisis, dado que actualmente supone el 12,7% de la riqueza española, frente al máximo del 18% que representó en 2007. De esta forma, el peso de la actividad constructora en el PIB ha vuelto a situarse en el nivel de comienzos de la década de los 70.

Así lo indica la patronal de las grandes constructoras Seopan, que no augura una vuelta al crecimiento para este sector en al menos los tres próximos años. De hecho, Seopan prevé que esta actividad se anote un nuevo descenso del 10% en 2011, que se sumará al del 10,8% de 2010, el del 11% de 2009 y el del 5,1% de 2008. De esta forma, la construcción española encadenaría seis ejercicios en negativo.

En términos de empleo, este «tremendo e histórico ajuste» ha supuesto la pérdida de casi un millón de puestos de trabajo, desde el máximo de casi 2,7 millones de contratados que se alcanzó antes de la crisis. El empleo en el sector vuelve así a los niveles que presentaba en el año 2000, según ha explicado el presidente de la patronal, David Taguas, en rueda de prensa. Seopan prevé además 93.690 nuevos desempleados para 2011, como consecuencia del descenso del 22% que augura para la construcción de grandes infraestructuras.
 
Según sus datos, el recorte anunciado el pasado año supondrá que la inversión real de los ministerios de Fomento y Medio Ambiente se sitúe en 2011 en el entorno de los 14.725 millones de euros, lo que supone 5.200 millones menos (-26%) respecto al máximo histórico de 2009.

«Esto no puede continuar»

«La corrección ha sido tremenda. Esto no puede ni debe continuar», ha asegurado Taguas, para quien 2011 «será aún un año duro», aunque confía en que Fomento licite durante este año proyectos del Plan Extraordinario de Infraestructuras que desarrollará en colaboración de la iniciativa privada por importe de unos 9.000 millones de euros.

En cuanto a la evolución del ejercicio 2010 por sectores, el de construcción de viviendas es el que más cayó, un 16,5%, si bien supone una atenuación del desplome del 24% que se anotó en 2009. Por su parte, la construcción de grandes infraestructuras experimentó su primer descenso desde el inicio de la crisis por el «histórico» recorte de la obra pública, y perdió así el papel de amortiguador que venía ostentando.

En cifras absolutas, el sector del «ladrillo» generó 147.900 millones de euros en 2010, el importe más bajo desde 2004. La obra civil generó 49.250 millones y la construcción de viviendas 37.462 millones. El resto provino de la edificación no residencial y el mantenimiento y la rehabilitación, sectores que cayeron un 4% cada uno.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies