NoticiasMarítimo

La actividad crucerística supone un negocio de 1.300 millones de euros al año

El Vigía

9 octubre, 2017

El sector da empleo a más de 28.000 personas

El presidente de Puertos del Estado, José Llorca, ha presentado en Uruguay un completo balance del sector portuario en España durante los últimos 20 años, en el que destaca la positiva evolución del tráfico portuario de mercancías, batiendo en 2016 todos los récords alcanzados hasta ahora con más de 510 millones de toneladas, acompañado de máximos históricos en el tráfico de pasajeros con más de 32,6 millones de personas, de los cuales 8,7 millones fueron cruceristas. Todo ello ha propiciado que en el último año la cifra de negocio del sistema portuario superará los 1.060 millones de euros, con un resultado del ejercicio de 217 millones.

El turismo de cruceros, según Llorca, “abre todo tipo de posibilidades, generando sinergias de crecimiento en otros sectores de la economía“. En el caso de España, segundo país europeo por volumen de visitas con más de 4,5 millones de cruceristas, el sector crucerístico aporta al PIB del turismo español el 10,9%, generando un volumen de negocio de 1.300 millones de euros y dando empleo a más de 28.600 personas.

2017-10-06-PHOTO-00002160

El presidente de Puertos del Estado, José Llorca, invitado por el Gobierno uruguayo a través de la Administración Nacional de Puertos, ha impartido una conferencia magistral en el marco del V Encuentro Regional de Cruceros y Turismo Náutico Fluvial que se celebra en Colonia Sacramento (Uruguay). En el encuentro han participado representantes de las administraciones de Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, así como de las principales empresas navieras del sector, como MSC y Royal Caribbean.

El rápido crecimiento del sector a nivel mundial, más de 24,7 millones de personas se embarcaron en un crucero en 2016, ha propiciado que varios puertos españoles se encaramen a las primeras posiciones del ranking mundial. Así, Barcelona, con más de 2,6 millones de cruceristas en 2016, se ha convertido en el primer destino europeo y sexto del mundo, y las Islas Canarias y Baleares, con 1,98 y 1,95 millones de pasajeros, respectivamente, cierran la lista del top diez de los principales destinos. Aunque América en su conjunto sigue acaparando la mayor parte del mercado, los destinos europeos han ido ganando adeptos. Así, mientras que a comienzos del siglo América concentraba el 91% del mercado y Europa el 9%, en 2016 América ha descendido al 63% y Europa ya alcanzaba el 36% del mercado.