K Line hará volar uno de sus graneleros

por El Vigía

K Line es la primera naviera que probará el Seawing, el cometa creado por Airbus que se monta en la proa del buque y se despliega cuando las condiciones del viento lo permiten. El artilugio se instalará en un granelero para reducir las emisiones un 20%. El sistema se monta en la proa del barco y se despliega mediante una simple operación desde el puente bajo ciertas condiciones de viento. El cometa ayuda a la propulsión de manera efectiva, aseguran sus impulsores. Un simple interruptor lanza o recupera el cometa, que se despliega, funciona y se pliega de forma autónoma, recopilando y analizando los datos meteorológicos y oceánicos en tiempo real para optimizar su rendimiento.

En la instalación del Seawing, “llevamos a cabo una intensa evaluación del rendimiento del cometa y de esta tecnología innovadora durante dos años bajo la estrecha cooperación de Airseas”. Esta tecnológica contribuye a la reducción del impacto ambiental alrededor de un 20%, lo que supone unas 5.200 toneladas de CO2 al año.

Airseas es una spin-off del gigante aeronáutico que combina el conocimiento de sus ingenieros, expertos en modelización, con la tecnología marítima más moderna para aportar a la navegación oceánica una solución de eficiencia energética que “cambie las reglas del juego”.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies