NoticiasFerrocarril

Juan Diego Pedrero (AEFP):”Los beneficios de las compañías ferroviarias están sujetos a la evolución de unos precios que no han aumentado”

El Vigía

20 julio, 2017

El  gerente de la Asociación de Empresas Ferroviarias Privadas, Juan Diego Pedrero, se muestra algo optimista respecto a la renovación de algunos cargos importantes tanto en Fomento como en la asociación que dirige, “lo cual indica que hay margen para el diálogo en aras de la mejora de nuestro sector ferroviario”, asegura. Entre otras cuestiones –señala– debe resolverse cuanto antes el problema de la falta de material rodante y la salida de los maquinistas de las empresas privadas a Renfe.

¿Qué valoración realiza del primer semestre del año? ¿En qué punto se sitúan los ánimos actualmente?

El año 2017 comenzó con las expectativas con las que siempre se acoge a un nuevo ministro. En efecto, aunque parte del equipo ministerial es de la anterior legislatura, algunos puestos importantes de Fomento se han renovado (Renfe, Adif, etc.), al mismo tiempo que nuestra asociación ha renovado también sus cargos. En este sentido, creemos que hay margen para el diálogo en aras de mejorar nuestro sector ferroviario.

El primer semestre ha estado marcado por problemas muy similares a los conocidos en 2016: la salida de los maquinistas de las empresas privadas a Renfe, que nos está creando serias dificultades en un recurso clave como es el personal de conducción; los problemas con el material rodante, es decir, la falta del mismo o la indisponibilidad por parte de la Rosco comporta que sea muy difícil el crecimiento. Otro punto que nos parece importante es la decisión tomada en el ministerio de dejar en ancho UIC el tramo entre Valencia y Castellón, que condena los tráficos ibéricos que se realizan en el Corredor, especialmente entre Valencia y Cataluña.

¿Cuáles son los principales retos a los que deberá hacer frente el colectivo al que representan este segundo semestre?

pedreroEsperamos que se pueda resolver el problema de material a través de la incorporación de nuevas unidades a la sociedad Rosco y que estas unidades sean competitivas, es decir, máquinas de la serie 333 y 253, así como que se incorporen vagones útiles en dicha sociedad. Asimismo, esperamos que Renfe planifique la gestión de sus recursos de conducción de tal suerte que evite que cada convocatoria nueva signifique una merma de los recursos de conducción de las empresas ferroviarias privadas. Y, por último, que se ofrezcan alternativas de explotación económicamente viables para paliar la situación de futuro que se nos avecina con el aislamiento del tráfico ibérico por el Corredor Mediterráneo.

¿La mejora de los tráficos, de la actividad y de la economía se ha traducido en una mejora de los beneficios de las compañías?

Un hecho destacable ha sido el de la huelga de estibadores, que ha afectado a los volúmenes programados de trenes de contenedores desde y hacia los puertos, donde alguna de nuestras empresas concentra su actividad. El volumen, por tanto, para las empresas ferroviarias privadas se mantiene estable en el primer semestre de forma global, puesto que la mejora de los tráficos y en general de la economía está siendo contrarrestada por los problemas citados anteriormente. En cuanto a los beneficios de las compañías, están muy sujetos a la evolución de unos precios que, como pasa en el sector de la carretera, no se han visto incrementados.