NoticiasCarretera

Iveco intensifica su apuesta por el GNL para que la era del diésel “acabe cuanto antes”

El Vigía

13 febrero, 2018

“El gas natural es el siguiente paso en el camino hacia un transporte sostenible”. Es la valoración de Iveco a la hora de analizar las perspectivas de futuro en el transporte de mercancías por carretera. El fabricante ha emitido este martes un comunicado en el que presenta las conclusiones de un estudio que ha realizado con expertos del sector del transporte e industrial, a los que le ha trasladado una pregunta: ‘¿El gas natural es el siguiente paso en el camino hacia un transporte sostenible?’.

Desde Iveco reconocen que el transporte por carretera es todavía un sector dominado por el diésel, pero observan que se está transformando hacia el gas y ya hay muchos clientes que apuestan por esta tecnología, por sus beneficios económicos y ambientales. En opinión del director de marca Iveco para España y Portugal, Gaetano de Astis, “el diésel domina, pero espero que esta supremacía acabe cuanto antes. Nosotros, como Iveco, contribuimos a que la era del diésel se acabe cuanto antes. Tenemos una gama completa de gas: toda la gama está prácticamente disponible con esta tecnología. Y ahora también tenemos una red de gasolineras en España y en Europa. Estamos convencidos de que será una tecnología cada vez más utilizada”.

En este sentido, Javier Camón, responsable de producto de gama Media y Ligera de Iveco, es rotundo a la hora de valorar la viabilidad del GNL en el transporte de mercancías: “No es que sea una solución real, es que la estamos viendo día a día. Ya tenemos ya varios clientes que confían en nosotros, no solo a nivel de España, sino a nivel europeo. Cada día se implanta más esta solución que, además, es mejor para el medio ambiente y a los clientes les sale bastante mejor económicamente”.

La opinión de los directivos de Iveco es compartida por representantes del sector empresarial. Para Antonio Murugó, director de Estrategia del Grupo HAM, “más que una opción real, yo diría que es la opción real. Es, básicamente, la mejor opción para el transporte por carretera y casi la única alternativa que hay a día de hoy al diésel”. En su opinión “las otras tecnologías para vehículos más pequeños son una realidad, pero para transporte pesado, por carretera, y sobre todo larga distancia, no cumplen con los requisitos que pide un transportista”. Murugó asegura que “el vehículo GNL a día de hoy es una realidad. Estos vehículos que se han presentado de la gama IVECO ya pueden satisfacer las necesidades de las grandes empresas transportistas. Hasta hace 3 o 4 años, las potencias de los camiones eran justas, pero hoy estamos viendo camiones de 400- 460 CV y con autonomías de más de 1000 kilómetros. Podemos decir que hoy en día no hay diferencia entre un camión GNL y un camión diésel”.

Por su parte, Javier Ruesga, ingeniero GNL de Enagás, asegura “que el gas natural licuado y el gas natural comprimido son el futuro. El gas natural licuado está creciendo de manera exponencial, sobre todo y a día de hoy, en transporte marítimo; pero en transporte por camión tenemos clarísimo que tiene un futuro envidiable”. Una opinión similar a la de Jordi Faulón. Responsable de Compras, facturación, proveedores y maquinaria de Imesapi Barcelona, que considera que “a la larga se va a implantar por el tema de la ecología y las normativas más estrictas en Europa. Cada vez se va a implantar más el gas”.

El fabricante italiano -“líder absoluto del mercado en la tecnología de vehículos comerciales propulsados por gas natural”, como sostienen en el comunicado- destaca la aportación que representa el Iveco Stralis NP, que presentan como el primer camión de gas natural diseñado específicamente para operaciones de larga distancia, con una autonomía garantizada de hasta 1.500 kilómetros, gracias a sus dos depósitos de LNG de 400 kilos y a un motor “excepcionalmente eficiente”.